Videojuegos: pasado y futuro en armonía

Si hay algún tipo de programa que ha alcanzado un puesto de respeto partiendo de algo que alguno definiría en sus inicios como “curiosidad de la programación”, ese ha sido el videojuego. Y es que, desde que comenzó a popularizarse con el Pong, allá por 1972, su crecimiento ha sido, cuanto menos, vibrante. Eso sí, no fue el Pong el primer videojuego (puedes ver historia en la Wikipedia).

Del Pong, con dos “rayitas” y una “bolita” (programa que “cualquier programador principiante” haría en su casa en una tarde al ordenador), del juego que programaba una sola persona, se pasó al juego en color, de mayor definición, en el que los gráficos ocuparon papel importante y en el que ya hacía falta un grafista junto al programador, y empezaron a aparecer géneros bien diferenciados (aventura, rol, plataformas…). Mayor animación, proyectos más ambiciosos, fueron requiriendo mayores equipos humanos y mayor potencia hardware. De las videoconsolas caseras, donde triunfaba el juego que mejor provecho conseguía sacar a las capacidades de la máquina, pasando por los juegos arcade de las recreativas, donde unos se basaban en una plataforma fija (como los de NeoGeo), mientras que otros iban de la mano de su propio ingenio recreativo (Sega Rally, Virtua Cop, NBA Jam…), hasta llegar a los juegos para PC, donde cada uno requería mayor potencia de equipo que el anterior (sobre todo desde la entrada en escena de los juegos tridimensionales), hasta el punto en que hoy en día es uno de los principales motores que impulsan el crecimiento de la potencia de los PCs domésticos. Y de ese programa que creaba una persona, a los juegos actuales, en los que se usa una avanzada programación, física realista de movimiento, inteligencia artificial, arquitectos para el diseño de los escenarios, captura de movimientos, auténticas bandas sonoras… y decenas de personas por proyecto.
Del juego como diversión al juego como simulación. Te permiten percibir la sensación de estar corriendo en la Fórmula 1, la emoción de descubrir lugares y tesoros recónditos, la adrenalina de jugarte la vida y salir victorioso, sintiéndote, cada vez más, en un entorno real.

Y como programa, el videojuego se ha convertido en un todo en uno: programación en todos los ámbitos (redes, bases de datos, inteligencia artificial, física realista…), arquitectura, sonido, bellas artes…

El videojuego, durante muchos años, ha sido tratado casi como un “efecto colateral” de la programación, y todavía hoy en día está cobrando plenamente la importancia que se merece. El valor económico, desde luego, ya está totalmente claro (y si no, que se lo pregunten a Sony), mientras que su consideración académica va despegando poco a poco. Dinamarca fue el primer país en contar con una carrera universitaria oficial de especialista en videojuegos, con duración de dos años, mientras que en otros sitios, como España, existen ya másteres en creación de videojuegos y cursos de diseño y creación especializados.

Y sin embargo, el videojuego es como la música. No importa que parezca arcaico o sea la última moda: sólo necesita enganchar, gustar, entretener, por encima de todo, de tal modo que el nivel de diversión puede ser igual en el último “Tomb Raider” que en el pequeño videojuego que llevas en el móvil o que te has bajado gratuitamente y que ocupa unos pocos kilobytes. Y así, como en la música, los dos tipos de jugadores están ahí: los que serán felices escuchando siempre Mozart y los que serán felices con cada nuevo éxito discotequero; los que serán felices teniendo siempre el solitario a mano, y los que serán felices cada vez que sean sorprendidos por un título novedoso.

Anuncios
de Dani Publicado en Varios

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s