El código fuente no es la solución definitiva

Una vez más, he leído y oído acerca de que lo malo de Windows es que no aporta el código fuente, y como se teme que el sistema operativo viene con puertas traseras obligadas por el gobierno de los EEUU, no se puede comprobar si es cierto.

Y yo me pregunto… ¿cambiaría algo en esto que el código fuente viniese incluido? Y es que la compilación real del software no necesariamente ha de provenir del código fuente que nos muestran, sino que puede ser de este con “sutiles” variaciones, de modo que si nosotros lo recompilamos por nuestra cuenta, obtengamos, aparentemente, el mismo resultado.

Habitualmente, suponemos que nuestras distros GNU/Linux han sido compiladas a partir del código fuente que ponen a nuestra disposición, pero ¿hasta qué punto podemos poner la mano en el fuego en que eso sea cierto?

Sólo nos queda tener la esperanza de que las intenciones de las grandes compañías (bien sea Microsoft, Red Hat, Novell…) sean buenas; de lo contrario, tendremos que leernos todas las líneas de código de nuestro sistema operativo libre y compilarlo enterito nosotros mismos para poder estar seguros… lo cual está claro que es (un poco) inviable.

Anuncios

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s