Los buenos, permanecen

pc

El mundo está plagado de videojuegos a estas alturas. De todo tipo y toda tecnología conocida. Sin embargo, los que ocupan posición especial en nuestro recuerdo quizá los podamos contar con los dedos de las manos.

Cada uno tiene sus elecciones, por supuesto, y seguramente no perdería la oportunidad de volver a echar una partidita si pudiera, o recomendaría tales juegos a los demás para que los disfrutasen.

En mi caso, los juegos más adictivos y/o diferenciadores que he tenido oportunidad de jugar serían, por hardware:

Atari 2600:
River Raid
Frostbite
SEGA Master System:
Alex Kidd in Miracle World
Sonic The Hedgehog
Mickey Mouse: Land of Illusion
Asterix
SEGA MegaDrive:
Sonic The Hedgehog
Sonic & Knuckles
Aladdin
The Lion King
Streets of Rage
Street Fighter 2: Plus Champion Edition (¡cuántas horas de vicio con mis primos!)
Arcade:
Metal Slug
Captain Comando
Hammerin Harry
Super Nintendo:
Donkey Kong Country (1 y 3)
Nintendo 64:
Super Mario 64
Donkey Kong 64
Rayman 2: The Great Escape
PC:
Half-Life
MDK
Tomb Raider
Colin McRae Rally 2.0

De entre esta corta lista, sin duda, la serie de Donkey Kong me llama especialmente la atención. El juego de la Super Nintendo lo conocí y me cautivó ya en era de las 3D aceleradas en PC. Cualquier Donkey Kong (de los mencionados) es un juego lleno de minijuegos, no hay tiempo para la monotonía, especialmente el DK64. Informándome un poco más, llegué hasta su autor, Shigeru Miyamoto, en un artículo muy interesante en la Wikipedia. Los juegos de Miyamoto se caracterizan por innovación, mundos interactivos en los que hay que descubir cosas por uno mismo para poder avanzar, repletos de secretos y mucha originalidad.

Se nota que habla un aficionado a las plataformas, pues no comento juegos de rol ni de estrategia. Cada uno tiene su lista de predilectos, y probablemente coincida sólo alguno conmigo, o ninguno. ¡Pues claro! De nada valdría recomendar echar un vistazo a juegos que ya conoces.

De todos modos, hace ya bastante tiempo que aparqué las consolas y los juegos PC, y, simplemente, me limito a seguir las noticias. ¿Qué interesantes juegos me estaré perdiendo en las nuevas generaciones?

ACTUALIZACIÓN 13/08/2016: Han pasado nueve años y han pasado muchas cosas por medio… Me he convertido en ciclista como hobby y pasión casi principal en mi tiempo libre y, a causa de una baja por rotura de hueso hace un par de años, descubrí Steam, esa espectacular plataforma online llena de juegos modernos y clásicos que, a menudo, se encuentran casi tirados de precio. Muchos grandes juegos he jugado y terminado desde entonces, y muchos tengo aún en la lista de espera para que los juegue algún día. Entre mis favoritos actuales, podemos encontrar cosas como:

Half Life 2, la segunda parte del clásico que estuvo a la altura de lo esperado, incluidas sus expansiones, pese a que lo descubrí “ya pasada su generación”.
Grand Theft Auto IV, un juego que me ha encantado como ningún otro hasta la fecha, espectacular. Es muy largo. Normalmente no me van los juegos que sobrepasen las 10 horas de juego, pero, GTA IV está tan bien realizado que… se me hizo corto.
Singularity, un FPS con el toque justo de sustos y una gran ambientación. Pese a que parece que pasa sin pena ni gloria, para mí es un gran juego.
BioShock 2. Pese a que empecé jugando a la tercera parte, BioShock Infinite, y luego al primer BioShock, y pese a que la crítica ha puesto a la segunda parte como la más floja de las tres, para mí ha sido el mejor de la trilogía, con la mejor historia y el mejor recorrido dentro de este inmersivo universo de Levine.
Borderlands. Tanto el primer juego como el segundo me han planteado un amor/odio especial, y es que me han acercado a un mundo diferente y lleno de humor, con muchas cosas que hacer… y eso ha sido lo malo, demasiadas, para mi gusto. Tanto con uno como con el otro, comencé jugando con muchas ganas, pero, a medida que el juego avanzaba, fui perdiendo el hilo de la historia y, llegados a cierto punto, no daba visto el momento en el que llegase al punto final. Un poco más centrados con la historia y una duración más corta de la campaña habrían creado unos juegos redondos, para mi gusto, pero para gustos…
Bulletstorm. Un FPS sencillo de historia y quehaceres, pero frenético y muy entretenido. Su secuela se canceló por falta de éxito de la primera parte y ha sido una lástima, me hubiera gustado verla. Hay muchos juegos que no me han gustado tanto y, sin embargo, hay tenido mucha más continuidad.
Castlevania: Lords of Shadow. La primera entrega de esta trilogía me gustó mucho, especialmente los enfrentamientos con los gigantescos jefes.
ENSLAVED: Odyssey to the West ha sido otro juego revelación para mí, muy entretenido, pese a que la crítica lo dejaba pasar sin pena ni gloria.
Far Cry 3. Con este casi todos coincidimos, una estupenda aventura.
Deadlight es un juego “sencillo” de scroll lateral que, para pasarlo una vez, ha estado a la altura, me parece recomendable. Otros “similares”, como Mark of the Ninja, no me consiguieron enganchar.
Metro Redux. Tanto el 2033 como el Last Light los jugué del tirón y quedé muy satisfecho con ellos.
Portal y Portal 2. Sin menospreciar, en absoluto, la saga Half Life, creo que los Portal son los juegos más adictivos que han salido de Valve. Una primera parte buena, experimentando con el concepto, pero una segunda parte de diez.
RAGE ha sido para mí el mejor juego de Id Software. Mientras que los Doom nunca me atrayeron demasiado (nunca terminé ninguno), y los Quake tan sólo el primero me enganchó hasta el final, encontré en el poco alabado RAGE la joya de la corona de Carmack.
Rayman Origins y Rayman Legends. El primero fue un juego intenso y súper original, pero es que el segundo tiene tanto ritmo y variación de situaciones que es imposible cansarse de él.
Tomb Raider. El décimo de la saga, y tercer reboot de Lara, no me cautivó tanto de entrada como los tres primeros de Crystal Dynamics. Aún así, vale la pena recorrerlo, aunque sólo sea para vislumbrar lo que nos perdemos al no poder jugar en PC a la saga Uncharted.

Muy alabados han sido juegos como Dishonored, Spec Ops: The Line, Batman: Arkham Asylum, BioShock Infinite, Crysis… sin embargo, no consiguieron pasar del normalillo en mi ranking. Quiero decir, es fácil terminarlos porque tienen suficiente potencial para animarte a avanzar en ellos, pero poco más…

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s