Un día sin pestañas

Hace unos días tuve que usar un Internet Explorer 6. El caso es que, después de estar acostumbrado a cualquier navegador actual, el navegar sin pestañas se convierte en una experiencia poco práctica, casi desagradable.

Claro está que en muchos programas no solemos abrir más de un documento, o, en general, evento, al mismo tiempo, pero en la navegación web seguro que somos muchos los que vamos abriendo varias páginas de manera concurrente.

Las pestañas se han convertido en algo habitual en programas de todo ámbito, incluso en un editor de textos, como puede ser NotePad++, o en el nuevo servicio de correo Yahoo, y lo cierto es que, se utilicen habitualmente o no, siempre hay alguna ocasión en la que nos vendrán bien, y, desde luego, después de trabajar con ellas, ¡que no nos las quiten!

Anuncios

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s