Python, el lenguaje divertido

Un lenguaje de programación nunca es divertido para quien no le gusta programar, o casi siempre, para quien le gusta. No obstante, califican a Python como un lenguaje ameno, en el que da gusto iniciarse a la programación, o al que da gusto cambiarse.

Muchas veces he trasteado con lenguajes de programación: Pascal, C, C++… El último al que quise “meterle mano” fue Java. La primera impresión: horrible. No ha sido así con Python, leguaje al que le he venido dedicando atención la última semana.

Python es un lenguaje de alto nivel interpretado, es decir, es lento. Esto no es preocupante. En los ordenadores de hoy en día sólo queda desaconsejado en el caso de escribir drivers o tareas críticas que necesiten la máxima velocidad en su ejecución. En cambio, para la mayoría de aplicaciones, es un lenguaje sencillo de aprender y de usar, que simplifica los pasos necesarios para desarrollar un programa y acorta el tiempo de desarrollo. Donde un programador no profesional dejaría de lado un proyecto, Python ayuda a que se llegue a su finalización. Aparte, como dicen ellos mismos, Python viene con pilas incluidas. Esto es, tiene una gran biblioteca de funciones predefinidas que nos liberan de la tarea de programarlas.

Como decía, Python es un lenguaje interpretado. Quiere decir que no se compila, por lo que para ejecutar un programa escrito en Python se requiere tener el software python instalado, que ejecuta el programa a medida que lo lee. De todos modos, tampoco nos debe preocupar, ya que existe una forma sencilla de hacer que nuestro programa Python sea distribuible y ejecutable (o autoejecutable) en un ordenador que no tenga Python instalado.

Pero Python no sólo se reduce a usuarios noveles o no profesionales. Sitios como YouTube han proclamado hacer uso intenso de Python. En palabras de Cuong Do, arquitecto de software de YouTube: “Python es suficientemente rápido para nuestro sitio web y nos permite producir características fáciles de mantener en tiempo récord, con un mínimo de desarrolladores”.

Lo que a mí me interesa, de cara a un usuario no profesional, es que nos permite hacer programas de manera sencilla. Y como alguien decía: “un programa es mejor que ningún programa“. Como programadores aficionados, nos interesa más desarrollar un programa que sea funcional que uno que sea ultraeficiente pero extenuadamente latoso, o que ninguno.

Por tanto, y como decía, en los últimos días he trasteado con él y he buscado enlaces y utilidades de interés, que pongo a continuación.

Imprescindibles.

www.python.org
Página web oficial, desde donde podemos descargarnos el software necesario para ejecutar un programa en Python.

Un buen tutorial de Python, así como el tutorial oficial escrito por el autor del lenguaje.

Notepad++
Este es un editor de código que me ha gustado para Python, aunque puede haber otros muchos mejores.

Guía de estilo del código Python.
Una vez nos hemos familiarizado con el lenguaje y antes de realizar ningún proyecto, es conveniente aprender a escribir usando un patrón universal.

Herramientas de interés una vez dominado lo anterior.

wxPython y un tutorial.
wxPython son unas bibliotecas para la creación de interfaces gráficas o GUI (estilo Windows, Gnome, KDE, etc.), que es como toda aplicación debería ser mostrada hoy en día. Funcionan tanto en Windows como en Linux, por lo que no habrá que preocuparse por conversiones.
Aunque también se pueden usar las librerías Qt, GTK++ o Win32 (entre otras), parece que en Python las más famosas son las anteriores, y a mí me han parecido sencillas, dentro de lo que son las APIs de desarrollo de interfaces gráficas. Además, usan el tema de ventanas del sistema operativo en el que se ejecuta la aplicación.

wxGlade, su tutorial y Boa Constructor.
Diseñar interfaces gráficas con texto es un coñazo. Estos editores visuales, al estilo del editor de interfaces de Borland o Microsoft, hacen sencilla e intuitiva esta tarea.
Boa Contructor es, además, un completo IDE de desarrollo que podemos empezar a utilizar desde el primer paso con Python (aún sin usar sus funciones gráficas), ya que así nos vamos familiarizando con la interfaz.

py2exe y su tutorial básico
Este es el programilla que nos permitirá crear un programa autoejecutable y autónomo (sin necesitar tener instalado el intérprete Python en la máquina), facilitando la redistribución de nuestro programa.

www.pygame.org
En este sitio encontraremos librerías y documentación para programar juegos en 2D con Python. El software está basado en las famosas librerías SDL.

Datos de interés.

Python y su autor en la Wikipedia.

He comprobado que todo el software anteriormente expuesto funciona. De todas formas, eso es sólo una pequeña lista de todo lo que hay y todo lo que se puede hacer con Python a día de hoy.

Anuncios

2 comentarios el “Python, el lenguaje divertido

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s