Las compañías de telefonía no son coherentes con las normas básicas de seguridad, la gente tampoco las tiene en cuenta

Al menos, algunas compañías de telefonía e internet no son consecuentes con las normas básicas de seguridad que “todos” conocemos y deberíamos aplicar. Me explico.

Compañía X (en este caso concreto, supuestamente, Jazztel), te llama a casa, para proponerme una oferta de servicio y mejores condiciones. Tu las escuchas, las sopesas, y cuando llega el momento en que te decides, te piden datos personales (¿evidentemente?), para darte de alta. El caso es que te dicen que tus datos los obtienen de una base de datos compartida con Telefónica, y que tú sólo vas a tener que decir que sí, para verificar que los datos están correctos. Sin embargo, al final, te piden DNI y número de cuenta bancaria. ¿¿Cómo??

Las normas básicas ante timos son no dar nunca datos de carácter personal cuando te llaman por teléfono, ergo, se le dice que no.

Más preocupante es cuando dicen que es la primera vez que les pasa. Es decir, de todas las veces que habrán llamado a gente, todos les han facilitado los datos personales al final, totalmente confiados. Así nos va, y cada día la gente sigue cayendo en tontos timos de “phishing” y demás.

Por tanto, dos cosas.
Una. Pienso que lo que deberían hacer las empresas de telefonía, si tienen alguna oferta de interés, sería llamarte, contártela, y si te gusta, decirte que te pases por la página web oficial y te des de alta. ¿Y como gana con eso su bonificacion el comercial que te convenció? Muy fácil, sólo tienen que facilitarte un código para introducir en la web oficial al darte de alta, y así ya sabrán que esa persona es la que te ha hecho ir allí.

Dos. La gente no acaba de hacer caso, de ser consciente o de estar informada del “phishing” o intento de suplantación de personalidad o entidad para hacerse con tus datos personales (bancarios, mayormente). Ante una llamada, un mensaje, un email, o, incluso, una visita a casa, de alguien que se presente con buenas pintas y nos cuente una historia muy coherente de provenir de una conocida empresa o nuestro banco y que todo haga indicar que es así, si nos piden algún dato de carácter personal para vendernos el servicio (sobre todo número de cuenta bancaria), habremos de decir, claramente, que NO se los damos, y que, en tal caso, nos digan su dirección física o web para investigarla o ir allí a darnos de alta en tal servicio, o corroborar tales datos.

Anuncios

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s