Quinto día con Linux: normalidad

Llego a casa tras mis ocho horas de trabajo. Ceno y charlo con la familia sobre el hambre del 41. Enciendo el PC para ver las noticias del día y escuchar un poco de música; todo se desarrolla con total normalidad.

El paso de Windows a GNU/Linux nunca ha sido tan sencillo y agradable. Acomodarte y aprender a moverte con soltura por el nuevo sistema sólo te llevará uno o dos días (guía rápida primer día con openSUSE, guía rápida primer día con Ubuntu).

Pasado ese corto período de adaptación, te verás recompensado, como comentaba ayer:

– El sistema se inicia y apaga más rápido.
– El sistema se “estabiliza” enseguida tras entrar en el escritorio (no se queda haciendo ruido el disco duro un buen rato sin saber a qué se dedica, ralentizando la interfaz), y tampoco se pone el disco duro a rodar de vez en cuando (en Ubuntu no, en openSUSE sí), sin saber por qué, durante la sesión.
– Si quieres un programa para determinado cometido, lo buscas en el gestor de paquetes, bien organizado, donde se encuentran los disponibles y un comentario de para qué sirven, y se instala directamente.
– Los programas de software libre (Firefox, GIMP, OpenOffice.org, etc.) se ejecutan más rápido.
– En ningún momento tienes que instalar software adicional para verificar que eres un usuario “Original”.
– En la mayoría de los casos, cada seis meses tendrás a tu disposición una nueva versión de tu sistema operativo favorito, renovado, actualizado y tecnológicamente “a la última”.

Anuncios

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s