Once días bajo Ubuntu: poniendo bonito el sistema

Se nota que para la versión LTS del nuevo Ubuntu 8.04 se han esmerado especialmente. Once días ya de uso pleno del nuevo sistema, con cacharreos varios averiguando como funciona todo, y sin problemas. Surgen, eso sí, más cosas que hay que averiguar como se hacen y donde están. No me ha resultado difícil en absoluto, pero aquí dejo una guía para quien la necesite, de como pasar de esto

a esto

Comenzaremos por cambiar la imagen de fondo de escritorio. Yo he buscado en Google algo relacionado con el Mac OS X, y di con una que me gusta mucho. Luego, botón izquierdo del ratón – Cambiar el fondo del escritorio, ¿quién no lo sabe hacer? Lo siguiente es cambiar el tema de las ventanas. Para ello, nos vamos al menú Sistema – Preferencias – Apariencia. Yo he puesto el tema “Pulido”. Después de buscar y probar distintos temas bajados de internet, me fue a gustar más que ninguno ese que viene con el sistema.

Lo siguiente, los efectos 3D. Bien, en principio me mostraba reticente a usar los efectos de aceleración 3D, no obstante, he descubierto que, con unos cuantos ajustes, pasan de estorbar a hacer la interfaz más agradable, e incluso más útil.

Imaginemos pues, que acabamos de instalar el Ubuntu, con su tema “Human” marrón, y hemos instalado los drivers de aceleración gráfica. Comenzaremos por activar los efectos, en el menú Sistema – Preferencias – Apariencia – Efectos Visuales. Nos daremos cuenta enseguida de que nos faltan opciones de personalización. Iremos entonces a Aplicaciones – Añadir/Eliminar…, y buscaremos e instalaremos “Advanced Desktop Effects Settings (ccsm)”, que será un programa gráfico desde el cual podremos configurar los distintos efectos del Compiz. Una vez instalado, lo encontraremos en Sistema – Preferencias – Configuración avanzada de los efectos de escritorio, y ahí tendremos todas las opciones, ordenadas por categorías. Desde ahí podremos configurar cada efecto individual con sus parámetros y las teclas de acceso rápido que le queramos asignar. Por ejemplo, una cosa que me molesta bastante es que las aplicaciones se inicien como de “grande” a “normal”, así como la selección de los menús. ¿Cómo arreglar esto? Pues, en las categorías de la configuración de efectos, nos vamos a Efectos – Animaciones – Open Animation. Tenemos 3 efectos, con una duración de animación. Dejamos los “Fade” y borramos el otro. Jugando un poco, encontraréis múltiples alternativas y configuraciones a elegir, en todo lo que es configurar los efectos del Compiz.

Por otro lado, se me ocurrió quitar la barra de abajo (botón izquierdo – Borrar este panel) e instalar en su lugar el famoso Avant Window Navigator, que es una barra estilo Mac OS X, que puede servir tanto como intercambiador entre tareas activas, como ser lanzador de aplicaciones.

Lo que me gustó es que es muy visual y compacto. Imaginemos que tenemos abiertas 6 o 7 ventanas en el escritorio. La barra de tareas habitual se llena de barritas, que a veces son difíciles de manejar, porque todas son similares y nos confunden, y tenemos que pararnos un rato en investigar donde está la que queremos abrir. Con el Avant Window Navigator esto se ve agilizado, ya que, de las aplicaciones abiertas, se muestran sólo los iconos, y podemos tener una decena de ventanas abiertas que, de un rápido vistazo, encontramos cual es la que queremos seleccionar a continuación. (Para esta tarea también nos viene muy bien alguno de los intercambiadores 3D de ventanas del Compiz, metido en Alt-Tab, por ejemplo).

El Avant Window Navigator lo instalamos siguiento los pasos de antes (Aplicaciones – Añadir/Eliminar…), y lo encontraremos en Aplicaciones – Accesorios. Ahora nos viene un problema, y un aprendizaje más. ¿Cómo hacemos que el programa se autoarranque al inicio del sistema? Muy sencillo. Nos vamos a Sistema – Preferencias – Sesiones. Ahí vemos todos los programas que se están iniciando automáticamente con el sistema. Pulsamos en Añadir, ponemos un nombre, por ejemplo, AWN, y como orden, escribimos avant-window-navigator tal cual, que es la orden del sitema para iniciar el AWN. Aceptar, y listo.

Otra cosa que me gusta cambiar es la ventana de entrada al sistema, donde se pone la clave. Las opciones de esta ventana se encuentran en Sistema – Administración – Ventana de entrada. Desde ahí podemos quitar el molesto sonido de bienvenida y cambiar un poco los colores y presentación de esa pantalla de entrada, entre otras opciones.

Con este par de cosas, hemos personalizado bastante nuestro sistema. Al menos, en mi caso, ha quedado totalmente a mi gusto. A la barra de arriba, le podemos añadir cosas que perdimos al quitar la barra de abajo, como el icono de “mostrar el escritorio”, el intercambiador de escritorios o la papelera, pulsando con el botón derecho en un lugar vacío de la barra y dándole a “Añadir al panel…”.

Por si os sabe a poco este artículo, aquí tenéis un tutorial un poco más completo de como personalizar vuestro Ubuntu.

Anuncios

Un comentario el “Once días bajo Ubuntu: poniendo bonito el sistema

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s