Hola, Google Reader; adiós, FeedReader

Cuando empecé a interesarme por los agregadores de noticias (RSS, Atom, etc.), lo hice de la mano de Google Reader, y esto ocurrió a medida que crecieron los sitios de los que me gustaba estar al tanto.

Sin embargo, en aquel entonces, Google Reader tenía una interfaz aceptable, pero me fallaba bastante a la hora de manejar las direcciones de suscripción; a veces, o según con qué tipo de direcciones, no se actualizaban los nuevos contenidos. Así que, busqué un sustituto y di con FeedReader, que me gustó por dos cosas: una, porque funcionaba correctamente, y dos, porque era un programa que podía quedar residente en la barra de tareas y notificar si aparecían nuevas entradas/noticias. De este cambio hace mucho tiempo, y se me ocurrió entrar a ver si había cambios en el Google Reader, y sí, los encontré.

Lo primero que me llamó la atención fue la interfaz, renovada y muy agradable. Tiene un tiempo de adaptación en cuanto a cómo realizar ciertas operaciones, como borrar carpetas o suscripciones, pero no tiene dificultad. Una vez “pillado el truco”, nos encontramos ante una interfaz agradable donde ver las novedades de nuestros sitios favoritos, con la típica posibilidad de Google de añadir estrellas a las entradas que encontremos de interés y queramos guardar como “elementos destacados” para otra ocasión. Lo segundo, comprobar que el funcionamiento es correcto, sin los fallos de otros tiempos.

Entre los detalles importantes de Google Reader está la disponibilidad por internet, te conectes desde donde te conectes, y el estar siempre configurado aunque uses otro navegador, sistema operativo, otro equipo o hayas reinstalado las aplicaciones del tuyo. También permite importar y exportar el tipo de archivo OPML estándar para los programas lectores de “feeds”, con lo que si ya tienes una lista de direcciones en algún lector, es muy fácil traspasarla a Google Reader, y viceversa. En relación a las suscripciones, aparte de incorporar un buscador de “feeds”, también te mostrará una lista de direcciones recomendadas, en base a los sitios a los que estás suscrito.

Por tanto, a día de hoy me ha convencido, por interfaz agradable y buen funcionamiento, y porque lo más interesante del FeedReader que es mantenerse residente y mantenerte informado de manera puntual, no es algo que me interese mucho (además, puede distraer, si tienes cosas que hacer). Cada día dedico cierto tiempo a la lectura de noticias, y hasta que vuelvo a hacerlo no me importa mucho si han surgido noticias nuevas; a la vez siguiente las leo y listo. De todas formas, es posible mantener abierta una ventana o pestaña en el navegador con Google Reader abierto -al igual que con GMail-, y te informa si hay nuevo contenido cambiando el título en la pestaña o ventana en la que se encuentra.

Anuncios

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s