Ubuntu 9.04: aprobado

Como usuario convencido de Ubuntu desde la versión 8.04, llegó el momento de probar la nueva versión 9.04. La verdad es que la 8.10 no consiguió convencerme lo suficiente como para abandonar la LTS anterior, sobre todo porque en la compilación 8.04.1 se mostró como un sistema bien depurado. Pero el nuevo Ubuntu tiene algo diferente…

La nueva versión 9.04 comenzó a caerme bien desde el momento en el que el sistema, arrancado desde el CD, detectó (¡¡por fin, sin instalaciones previas!!) la tarjeta Wi-Fi RT73 y se conectó a internet sin mayor problema. Esto, por sí solo, constituye ya un aliciente notable para cambiarse a la nueva versión.

La instalación del sistema pasa por un pequeño cambio en las ventanas, aunque las opciones a elegir son las ya conocidas. Como punto a favor, si instalamos Ubuntu en un sistema compartido con otro sistema operativo, el instalador posee un intuitivo programa con el que podremos variar fácilmente (arrastrando con el ratón) la cantidad de espacio que dedicaremos a cada partición del disco duro.

Una vez instalado el sistema, continúan apareciendo algunas mejoras de agradecer. El primer paso tras la instalación, como de costumbre, es instalar el firewall Firestarter. En el nuevo sistema han solucionado un error tonto que se había colado en la versión 8.04 al instalar el Ubuntu en castellano, por lo que la activación del Firestarter requiere unos pasos menos (ya no hay que editar el archivo “firestarter.sh” y cambiar “Mas” por “Más”).

El navegador de archivos Nautilus ahora soporta un modo de vista de carpetas que han denominado “Vista compacta”.

Este tipo de vista (similar al explorer de Windows) permite manejar directorios con elevado número de archivos y/o carpetas de manera mucho más sencilla que los otros dos tipos de vista que incorpora y que eran las únicas opciones hasta ahora.

Continuando con más detalles de poca importancia, ahora Terminal sigue la configuración general del alisado de tipografías. Resulta que a mí el “antialiasing” de las fuentes no me gusta nada, y antes el Terminal continuaba suavizando los bordes de las letras aún habiendo especificado en la configuración de Gnome que las tipografías las quería en monocromo.

Muy de agradecer por mi parte (al margen de ciertas mejoras visuales), continúa todo “en su sitio” y no hace falta aprender nada nuevo para manejar con soltura la nueva versión de Ubuntu si ya se conocía alguna de las versiones anteriores más recientes. El sistema inicia más rápido y tengo la sensación de que Gnome se mueve más fluido que antes.

El sistema viene “de serie” con un nuevo tema visual, denominado New Wave, que ha encandilado a un montón de usuarios (el wallpaper no viene de serie),

aunque yo, por ahora, sigo prefiriendo la claridad del tradicional tema Clearlooks.

Como punto negativo, me he encontrado con ciertas zonas donde la traducción al castellano no hace acto de presencia.

Con todo, ya se puede suponer que, para mí, el nuevo Ubuntu 9.04 es una versión muy recomendable.

Anuncios

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s