Cambiando el estilo del XP

Una vez más, tarde, descubro la forma de cambiar la apariencia de Windows XP de un modo insospechado, con un resultado brillante.

Hace un par de días me topé con Crystal XP y sus Bricopacks. Básicamente, se trata de un conjunto de temas y herramientas unidas en un pack de sencilla instalación que cambia algo o totalmente la apariencia del XP.

La más famosa (y a la que dedican más trabajo) es una transformación de XP al estilo Windows Vista, Vista Inspirat 2, pero a mí la que me ha cautivado ha sido una que se llama Crystal Clear.

He visto muchos temas visuales en estos años, para Windows y para Linux. Algunos se ajustan más o menos bien, otros muy mal. En el caso de los Bricopacks de Crystal XP, gozan de una integración perfecta, con un acabado muy pulido. Iconos propios, wallpaper, transparencias, animaciones propias, sonidos nuevos (en el caso del Vista Inspirat 2), barra de tareas con nuevo look, y todo sin mermar velocidad (salvo ciertos efectos que se pueden aplicar o no, como sombreado, efectos en iconos, un vistoso dock personalizable…

aunque en los ordenadores modernos todos estos efectos se pueden aplicar sin problemas).

Juntando el Bricopack con un par de aplicaciones como son WinFlip y ClocX, he conseguido el aspecto mostrado en las imágenes.

WinFlip es un cambiador de tareas al estilo Vista. Al tener muchas tareas abiertas, usar el WinFlip y pinchar en la ventana deseada a traer al frente puede resultar muy útil. ClocX es un reloj visual. Lo instalé para poder ocultar la barra de tareas, para lograr así un mayor tamaño para las aplicaciones a toda pantalla (y conseguir un aspecto visual más limpio), pero sin perder de vista la hora.

El dock que integra el Bricopack (de los muchos docks existentes), está en una versión antigua. La versión más reciente del RocketDock permite minimizar las ventanas al dock, así como señalar con una flechita si una aplicación ya está iniciada o no.

He descubierto muchas más cosas de personalización estos días, pero ponerse a comentar todas puede no tener límite. Sólo señalaré una más: ViStart. Para los interesados en convertir XP al look de Vista, ViStart es un complemento perfecto para el pack Vista Inspirat 2, que añade el menú inicio tal cual de Vista al XP.

Por último, cabe decir que cada aplicación de personalización se puede usar por separado, y que todas tienen gran capacidad de configuración propia. Así, por ejemplo, si nos ha gustado el WinFlip en concreto, lo podemos usar en el XP sin tener que cambiar nada más.

Una cosa más. Es importante señalar que los bricopacks se pueden instalar en Windows XP SP2 y SP3, pero que no funcionan con XP de 64 bit. También es importante saber que modifican archivos del sistema operativo, lo que tiene sus riesgos, por lo que se aconseja tener todo lo importante actualizado en backup antes de proceder a su instalación. Aún así, la opinión general, y mi experiencia propia, es que he instalado y desinstalado varios packs varias veces sin ningún problema.

Anuncios

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s