Sobre la crisis, el paro y el darle mi dinero a mi empresa

Hay una historia que trata de Robin Hood: El príncipe de los ladrones, un tipo que roba a los ricos para repartir entre los pobres. Quede claro que no entiendo mucho de los entresijos de la política, pero en lo que me consta, el gobierno español actual está desvalijando a los pobres a cambio de habérselo dado (y seguir dándoselo) a los ricos. Tal vez lo haga a posta, o tal vez sean atontados, pero el caso es que así es.

A los hechos me remito. Durante la “crisis”, empresas como la mía (que tiene trabajo de sobra), ha recibido millones de euros de ayuda y EREs aprobados, totalmente injustificados, sin miramientos. Y como la mía, muchas otras. A cambio, la empresa no ha tenido miramientos de despedir y ajustar personal a, eso sí, unas ventas algo menores. Es decir, han echo exactamente lo mismo que iban a hacer, con millones de ayuda del gobierno o sin ellos. Y claro, han tenido unos beneficios enormes a final de año.

Y todas estas ayudas, que han dejado en aires las cuentas públicas, tenemos que pagarlas ahora con reformas laborales y subidas de IVA. A mí esto no me cuadra nada.

Además, ¿quién no sabe qué hace falta para que no haya paro? Creo que todos vemos claro que, para que no haya paro, tiene que haber compras y ventas. ¿De qué le vale a las empresas ayudas económicas y abaratamiento del despido? Si no hay ventas, no hay trabajo, por millones de euros que les de el estado. ¿No sería mejor incentivar las ventas, sobre todo de los productos del país, creando así empleo y con esto el emergimiento económico? Claro, han llegado a un punto en donde las arcas públicas necesitan fondos, pero todo esto se podía haber evitado sin haber malgastado. Encima, piden austeridad a la población. ¿Austeridad? Pues como la gente no compre, apañados vamos en el mundo capitalista en el que se mueve el país.

Y si un trabajador paga un 1 o un 2 % más de IVA, está claro que pierde un 1 o 2 % de poder adquisitivo, es decir, comprará un 1 o 2 % menos de cosas, es decir, el paro subirá un 1 o 2 %. Son… matemáticas básicas, ¿no? Además, ante estos precios, seguramente serán (o seremos) todavía más recatados con las compras. “Estupendo”, señores gobernantes.

Creo que el despilfarro comenzó con los 2500 euros por niño nacido, que se otorgaron independientemente de si se daba en una familia bien acomodada o no. El caso es que ni siquiera los futuros padres estaban de acuerdo con tal acto, ya que no solucionaba nada y era un gasto inútil por parte de la administración.

También me hace gracia que se usasen ingentes cantidades de dinero que otorgó el fondo europeo para “arreglar las calles”. La gracia proviene de que arreglar las calles cuesta un pastón pero sólo emplea a un mínimo de empleados, a la vez que molesta a la gente y perjudica a los pequeños comercios y negocios de las calles afectadas por las obras.

Y de ahí, a lo que tenemos encima hoy en día.

Yo no entenderé mucho de los entresijos políticos, pero me da que no voy mal encaminado.

Por cierto, que la gente también tiene su parte de culpa. Va uno a comprar un producto y se encuentra con dos opciones: el producto nacional, un poco más caro, y el extranjero, un poco más barato. Claro, “¡que hay crisis! ¡hay que comprar el barato para ahorrar, que no llego a fin de mes!”, se suele decir. Pues estupendo, ¿de qué te vale ahorrar ahora con esa compra si mañana habrás hecho subir el paro, y tal vez acabes tú mismo en el paro a causa de todo el mundo que ha hecho igual que tú? Y el caso más triste es cuando el producto barato termina saliendo caro, bien porque te ha estropeado cosas o bien porque no dura lo que debería, y esto ocurre más a menudo de lo que parece.

Y el caso es que aquí es donde podría entrar un poco el gobierno, bien reduciendo impuestos a las empresas productoras españolas para que puedan abaratar el producto o acciones con similar fin.

Y lo peor es que la crisis real surgió del primer patán al que se le ocurrió decir que había crisis. Porque una cosa es la crisis financiera que sufrían los bancos y otra la crisis real que ha echado gente al paro. La crisis financiera afectaba a la hora de conceder crédito, pero la gente seguía comprando igual y no afectaba al paro. En cambio, alguien dijo: “hay crisis”. Al momento, personas que cobraban sus sueldos como siempre e iban holgados (muchos hay así, que no todo el mundo está en números rojos), comenzaron a ahorrar por si acaso, y ahí empezaron a descender las ventas. Qué craso error, tanto por el que lo dijo como por el que le hizo caso. Y así estamos.

Comprando lo mínimo, no os quede duda de que el nivel del paro es máximo, y comprando lo extranjero, no os quede duda de que el nivel del paro sube. Con lo cual, volvemos al principio. El resurgir económico está ahora en manos de los que aún tenemos un sueldo suficiente como para ir holgados y poder permitirnos caprichos (y con caprichos sólo me estoy refiriendo a cosas fuera de lo mínimo necesario para sobrevivir). Por desgracia, la subida del IVA nos va a permitir menos caprichos de estos, de ahí que crea que la medida del gobierno no  va a ayudar nada a la creación de empleo.

Anuncios

Un comentario el “Sobre la crisis, el paro y el darle mi dinero a mi empresa

  1. Totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho, aunque pienso seriamente que en España continúan derrochando de manera excesiva y tenemos gastos absurdos, como ejemplo: Grupo Bilderlberg, realezas, tauromaquia…

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s