Ubuntu 11.10 con Gnome Shell: aprobado

Hace escasos días que Canonical publicó la última actualización de su famoso sistema operativo Ubuntu. En este caso, llegamos a la versión 11.10, que ya está disponible para descarga en versiones de 32 y 64 bits.

Canonical ha ido un paso más allá en esta ocasión, en la buena dirección en la mayoría de los puntos, aunque han quedado colgando algunos flecos. Primeramente, hay que decir que han instaurado Unity de manera global, tanto si poseemos aceleración gráfica por hardware como si sólo podemos usar un escritorio sin aceleración gráfica. En cierto modo, no han tenido más remedio, puesto que han dado el salto a Gnome 3 y ya no podían usar el tema por defecto de Gnome 2. Así, han pulido su entorno Unity de manera que funciona prácticamente igual de ambas maneras, aunque, eso sí, hay que acostumbrarse a que se acabó Gnome 2 y ese es un cambio drástico que no gusta a muchos.

Han trabajado muy duro en Canonical, y se aprecia, para adaptar y mejorar Unity, el Centro de Software de Ubuntu y cambiar todo a Gnome 3. Aún así, han desaparecido muchas opciones de personalización y temas por defecto, cosas no soportadas aún por Gnome 3, y ahí llegamos a un nuevo punto que puede resultar negativo para muchos usuarios, eso de… ¿y ahora como hago esto?

Lo bueno es que, en general, el cambio ha sido positivo, y tras buscar un par de cosas, como el de cómo cambiar las fuentes o cómo quitar el antialiasing de las mismas (hay que instalar un programa que se llama “Configuración avanzada (de Gnome 3)”, todo comienza a quedar a gusto del usuario, yo, en este caso.

Aunque se ha trabajado mucho en Unity y funciona correctamente, los temas por defecto que trae usan letras en tono “pastel” que me fuerzan demasiado la vista (nada mejor que negro sobre blanco, para leer, o viceversa), así que la mejor parte del nuevo Ubuntu, para mí, es que han puesto a golpe de click la instalación de Gnome Shell directamente desde el Centro de Software. Gnome Shell trae consigo el tema visual Adwaita (tema que usa unos colores de letras más amigables a mi gusto), y la verdad es que, tras un rato de uso, quedé totalmente encantado con el modo de funcionamiento de Gnome Shell, por encima de la experiencia con Unity y por encima de lo que era Gnome 2 clásico. La parte negativa es que ciertos programas, como el reproductor de música Banshee, se integran con Unity, mientras que no lo hacen con Gnome Shell.

Así que el nuevo Ubuntu me ha convencido por completo, y ya es para mí la mejor versión de este sistema publicada hasta la fecha. Esto otorga buenas vibraciones de cara a la próxima versión LTS. Enhorabuena, Canonical, y gracias por dos cosas: una, por este estupendo sistema operativo, y dos, por haber despejado mis dudas e incertidumbres acerca del futuro del escritorio sin Gnome 2 y haberme devuelto la confianza y pasión por vuestra distro.

Sin más, os dejo unas cuantas capturas de pantalla, correspondientes, eso sí, a la interfaz Gnome Shell.






Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s