¿Frenar con un dedo o con dos?

Un ciclista habitual se compra su bicicleta de montaña y ve que trae una maneta de freno en la que caben dos dedos. Automáticamente, se pasa a frenar con índice y medio, y se sostiene el manillar con los dedos anular y meñique.

Con el tiempo, sin embargo, y tal vez por vídeos o comentarios de compañeros y amigos, viene la pregunta: ¿debería frenar con un dedo o con dos? ¿Qué ventajas tiene frenar con un sólo dedo (índice)? Duda ésta tan básica como la de que si debajo del culote se ha de llevar ropa interior o no, aunque esta última es de respuesta más fácil: NO.

Pues bien, cuando se circula por carretera o pistas sencillas, la pregunta tal vez no es tan habitual, pues frenar con dos dedos y agarrar el manillar con otros dos no reviste problema. Pero cuando uno comienza a meterse por terrenos poco uniformes, con mucha vibración de manillar, enseguida nota que las manos sufren y se agarrotan, pues intentar agarrarse al manillar con sólo dos dedos y tratar de controlar la bici en terreno difícil es todo un desafío. Y ahí surge la pregunta.

La respuesta tampoco es que sea complicada. Cuando hacemos bicicleta por trialeras y demás senderos tortuosos, deberíamos llevar unos buenos frenos hidráulicos de disco, y éstos responden perfectamente accionándolos con un solo dedo. Tal vez al principio hay que acostumbrarse, pero en cuanto uno se hace al control y seguridad que aporta el agarrarse al manillar de manera fuerte y contundente con tres dedos mientras se frena sólo con el índice, los senderos y trialeras cobran una nueva y desconocida vida, además de mejorar notablemente la salud de nuestras manos. Otro aspecto importante es que, como frenamos con más “tacto” y menos fuerza con un dedo que con dos, tendemos a bloquear menos la rueda delantera, y así disminuímos el riesgo de sufrir una de esas poco deseables volteretas por encima del manillar.

Un fallo habitual en ciclistas noveles es agarrar de manera ligera el manillar cuando se baja por terreno pedregoso porque parece que se atenúa la vibración: error; sufren las manos y se pierde control. Al manillar hay que agarrarse con fuerza en estas situaciones, notaremos que el terreno lo absorve la horquilla y que las manos nos vibran menos, pues llevamos el manillar firme y no rebota tanto.

Así que volvemos a la pregunta, ¿frenar con un dedo o con dos? En todo trayecto de montaña, sin duda aconsejaría acostumbrarse a frenar con un sólo dedo, que la diferencia es notable. Sin embargo, no tengo tan claro el tema cuando metemos nuestra bici de montaña por carretera, pues en ausencia de complicaciones y vibraciones, y con la velocidad que se coge a veces sobre el asfalto, creo que la mayor contundencia del frenado a dos dedos nos puede salvar de problemas mayores.

A todo esto, procurar coger buenos hábitos, que por internet he leído de gente que frena con dedo medio y anular o combinaciones de lo más extrañas. Se frena con el índice o índice y medio, y se sujeta al manillar con los restantes, que para eso la ergonomía de las manetas está así diseñado, y su razón tiene!!

Un comentario el “¿Frenar con un dedo o con dos?

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s