Rotura de radios frecuente

De vez en cuando, un radio se rompe, sobre todo si le damos caña a la bici. Sin embargo, es posible que llegue una temporada en que se nos rompan demasiado a menudo. Las principales causas suelen ser dos:

los radios están dañados, normalmente como en la foto de abajo, tras haberse salido la cadena hacia los piñones en varias ocasiones.

llevamos unos radios demasiado finos para el uso que hacemos de la bici. Algunas marcas montan de serie radios de 1.8 mm de grosor, en esa apuesta por aligerar peso, o pensados para un uso de pista. Nosotros les metemos trialeras y luego… pues pasa lo que pasa. Una bici para trote debe tener radios de un grosor mínimo de 2 mm.

En ambos casos, la solución pasa por hacer un radiado completo de la rueda para corregirla, pues, a la larga, cambiar radio a radio sale más costoso monetariamente (si la llevamos a taller) y, sea como sea, perdemos mucho más tiempo en reparaciones. Un radiado completo con radios de 2 mm cuesta entre 40 y 50 euros en taller y nos debería solucionar el problema. Si no es así… ¿tenemos una bici rígida y siempre rompemos radios en la rueda trasera? Pues, o bien estamos bajando montados en el sillín y no hay radio (ni culo) que resista los baches y escalones, o bien nuestra conducción agresiva de montaña nos está pidiendo pasarnos a la doble suspensión.

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s