Mantenimiento de horquillas Fox

Las horquillas y amortiguadores Fox son unos de los componentes más deseados dentro del MTB, pues tienen un funcionamiento y una rigidez excepcional.

La base de su buen funcionamiento está en el perfecto ajuste de todos sus componentes. Lo malo de las horquillas Fox es que necesitan más cuidado y mantenimiento que otros tipos de horquillas. Donde otras aguantan prácticamente sin degradarse durante años y sin demasiado cuidado (me consta con la Rock Shox Tora 318 que tenía antes), las Fox se deterioran bastante, así que, ya que las tenemos, hay que cuidarlas.

El mantenimiento diario de una horquilla en general es el mismo para todas, aunque en el caso de Fox es casi obligatorio. Tras cada salida, lo mejor es limpiar las barras y retenes a conciencia con un trapo suave ligeramente humedecido en agua (sin que gotee). Se tardan entre 2 y 5 minutos. Después, es recomendable aplicar una gota de aceite de teflón (el mismo que usamos para la cadena) en los retenes, o bien extender una fina capa por la barra de la horquilla con la ayuda de un trapo, con el objetivo de que no vaya reseca. Hundimos un par de veces la horquilla para que penetre el aceite en los retenes y limpiamos el sobrante de los mismos (que no quede ninguna gota gorda que vaya a acumular suciedad durante la salida).

Si bien este es el procedimiento habitual de limpieza de horquillas y también amortiguadores, en el caso de las horquillas Fox es más importante, porque estas horquillas llevan unas esponjas en los retenes impregnadas en aceite que van lubricando las barras, pero, si se secan estas esponjas, se convierten en lijas y llegan a comerse las barras de una manera brutal. El aplicar una gota de aceite de teflón ayuda a que estas esponjas no se lleguen a resecar.

Esto era el mantenimiento del día a día. Ahora bien, una horquilla Fox necesita un mantenimiento integral bien sea a cargo de un profesional o bien por nosotros mismos, si somos unos manitas. Este mantenimiento debe realizarse, como mucho, cada 100 horas de uso o anualmente. Se revisan y se cambian los retenes, esponjas, arandelas, aceite… Podéis ver todo el proceso en los vídeos que os dejo a continuación.


Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s