Primer día de BTT: la cara de la felicidad

Amanecía el miércoles, día aparentemente seco aunque cayeron unas gotas a medio camino. El terreno para rodar estaba en un punto estupendo, húmedo pero sin exceso de agua. Y con nosotros, un chaval nuevo que daba sus primeros pasos en el BTT por las estrechas sendas montañeras.

Encantado ante la novedad y lo bonito de los caminos, fue rodando hasta dar más de lo que se esperaba de él, cumpliendo con bastante soltura toda la ruta que le pusimos delante, incluida alguna bajada no complicada, pero tampoco demasiado apta para un primer día de BTT. Y mientras iba avanzando en los caminos, me quedé unos instantes atento a su cara: boca entreabierta, a media sonrisa, ojos como platos… retrato auténtico de estar disfrutando enormemente lo que estaba viendo y sintiendo; retrato de la cara de un niño que se está asombrando por primera vez con alguno de los disfrutes de la vida.

“No vayas con Dani, que te va a romper”- le decía algún compañero de trabajo en días anteriores, intentando infundir un temor infundado ante una ruta conmigo. Nada más lejos de la realidad: se lo pasó genial y ya está deseando repetir.

Y así comienza uno a engancharse al BTT… ;)

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s