Primeras salidas con la Trance: sensaciones y sus diferencias con la Rallon

Por un lado tenemos la Giant Trance 27.5 2, con ruedas de 2.25, suspensiones de 140 mm y unos 13.5 kg de peso. Por otro, tenemos la Orbea Rallon X30, con ruedas de 2.4 delante y 2.25 detrás, suspensiones de 160 mm y unos 15 kg de peso.

¿Puede haber mucha diferencia entre montar una All Mountain/Trail de 27.5″ y una Enduro con misma rueda y similar recorrido? Esa pregunta me hacía yo, y la verdad es que la respuesta es que sí, hay bastante diferencia entre montar una y montar otra.

Lo primero que hay que destacar es el peso. Dos kilos y medio menos en la Trance se traducen en una bicicleta con la que escalar se convierte en una tarea apreciablemente más llevadera y veloz, hasta tal punto que, en vez de llevar platos 22×36, llevamos platos 24×38 y no se echan de menos desarrollos más pequeños cuesta arriba. Sube mejor y, además, obtenemos más margen de desarrollo también para llanos y carretera. Por contra, los dos kilos y medio de más en la Rallon aportan mayor aplomo cuando se trata de bajar montaña, (tema en el que también influyen directamente la rueda de 2.4 delantera, las barras de 34 mm y el manillar de 750 mm).

Lo segundo a destacar es la comodidad. Tanto los mandos de cambio como las suspensiones se comportan mucho más suaves en la Trance. Las suspensiones se comportan mucho más absorbentes a baja velocidad en la Trance, tanto en subida como en bajada, hasta tal punto de que en la Rallon nunca bloqueaba suspensiones para subir, en cambio, en la Trance, sí considero oportuno colocarlas en modo intermedio ó “trail” para subir montaña, pues ceden mucho con los baches. Esto es bueno en cuanto a comodidad y tracción, y malo en cuanto a rendimiento. En este apecto, no acabo de apreciar las bondades del famoso sistema Maestro en relación al Advanced Dynamics probado tanto en la Occam como en la Rallon. En modo “descenso”, las suspensiones de la Trance van bien para cuando se trata de bajar montaña a velocidad comedida, en cambio, está claro, las de la Rallon van mejor para cuando se trata de exprimir y también para saltos. Y es que el tema de 140 mm vs 160 mm (exceptuando saltos) no se nota tanto en la práctica como sí su configuración más “dura” o más “blanda”.

Cada bicicleta es para lo que es, y la Rallon me acompañó muy bien en mi año más trialero. En cambio, al buscar mayor rendimiento en subida y solvencia para marchas largas, la Trance es otro mundo.

2 comentarios el “Primeras salidas con la Trance: sensaciones y sus diferencias con la Rallon

  1. Hola amigo, buen analisis, me ha dado un poco de visión en algo que quiero hacer y que me atrevo a pedir tu consejo. Tengo una Spark 750 2015 y quiero cambiarme a una trance 2 2016, crees que vale la pena? Busco un poco mayor de comodidad, una posición mas de disfrute en la bici, etc. Me gusta descender pero en general son trialeras, no saltos muy altos, etc. Las inquietudes que me saltan son sobre los componentes de ambas bicicletas si estan similares o cual viene mejor armada segun tus conocimientos, ademas me da inquietud sobre el sistema maestro, de vez en cuando me gusta alguna mi carrera y en la spark siento muy práctico el uso del twinlock para un poco de mayor eficiencia…
    En la trance se pueden bloquear las suspensiones del mismo modo que en la spark? trail, descenso y climb? obviamente no de forma remota….
    Me llama la atención tener un poco mas de recorrido, asumo que se transmitirá en mayor absorción en baches y todo lo que encuentras en las montañas… Pero como te repito son puras percepciones personales ya que mi primera doble suspensión ha sido la Spark y por lo tanto no tengo tanta experiencia como tu…

    agradeceré mucho tu consejo amigo Dani, Saludos!!!

    • Yo te diría que vale la pena si prefieres las bajadas a las subidas y si no te sale muy caro el cambio. Los componentes andan parejos, tal vez un poco a favor de la Trance. Las suspensiones son más blandas que la Spark, y se nota, pero sí tienes bloqueo en ambas, aunque no remoto, como bien dices. La tija automática de serie también es de agradecer. En contra, tienes sobre un kilo más de peso y unas cubiertas que lastran más. El manillar, si es como el del 2015, de 730, se me hace escaso para esa bici. Uno de 740 o 750 le quedaría mejor…

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s