Cámaras con líquido Joe’s No-Flats: aprobadas

Harto de los pinchazos, sobre todo en verano debido a los abrojos, para este verano me he montado unas cámaras con el famoso líquido sellante Joe’s No-Flats. Han pasado 1000 km desde entonces, y el verano, con lo cual ya podemos emitir una valoración.

Dicen que lo que mejor funciona es el Tubeless con líquido sellante, pero yo no puedo más que hablar maravillas de estas cámaras con líquido basado en látex. Es cierto que son unas cámaras de las más caras con líquido, pues cuestan unos 10 euros cada una, pero también es cierto que funcionan de maravilla, mientras el pincho no sea superior a los 3 mm. He terminado el verano con entre 5 y 10 pinchos por rueda y ni se han inmutado. Por un lado, el sellado es instantáneo (se puede comprobar si se quita un pincho recién clavado a mano o con ayuda de unos alicates). Por otro lado, el líquido sella los microporos de las cámaras y así éstas no pierden aire de un día a otro. Antes tenía que añadir aire cada día o cada dos, con pérdida de medio bar de presión por rueda, y ahora las compruebo cada dos semanas o cada mes y nada, están perfectas (sí, “a mano” las compruebo cada día, que tampoco se puede pasar de todo). He de decir que no quité los pinchos clavados, que pasaron a formar parte de la rueda, pero ningún problema con eso.

El único problema lo tuve precisamente ayer, que rajé con una lata 1 cm de la rueda trasera, lo que fue demasiado para el líquido sellante. Así puedo decir que, pese a los 1000km y a haber pasado todo el verano, el líquido permanecía líquido y abundante, con lo cual se ve que la duración de reparación, si todo va bien, es larga, incluso con varios pinchazos reparados a cuestas. Dicen por ahí que pueden aguantar bien dos años. Como ayer perdí el líquido, lo que puedo decir es que sale fácilmente con agua, vamos, que es bien lavable, incluso si se endurece, pues se forman unas bolitas como de guante de látex que se quitan con facilidad.

Salvo ese problemilla, poco a poco fui perdiéndole el miedo a meterme por todo terreno que me apeteciese, sobre silvas y tojos o el terreno montañoso que sea, sin temer tener que cambiar la cámara tras pasar sobre ellos y perder 20 minutos parado en el monte. Y es que el cambio es radical, porque antes, a cada tojo con espinas secas que me encontraba en el camino, era pinchazo casi seguro, y trataba de esquivarlos lo máximo posible. Así que la nueva sensación de viajar por la montaña con esa total tranquilidad ante los pinchazos no se tiene el primer día, pero luego… ¡cuidado, que engancha! ;)

Una cosa que hay que tener en cuenta más que nunca con este tipo de cámaras es no llevar menos de 3 bares reales de presión por rueda (depende del tipo de rueda), pues no se llevan bien con los llantazos; para llevar ruedas bajas de presión para mejorar el agarre en DH o Enduro, mejor el Tubeless. También hay que tener en cuenta que para inflar este tipo de cámaras hay que colocar la válvula hacia arriba, en la parte superior de la rueda, para que no se escape el líquido y no se obstruya.

Hay diferentes tipos de líquidos y “mocos”, y más baratos casi todos, pero por limpieza y funcionamiento, yo me quedo con esta marca desde ya.

No es la cámara, sino una rueda “tubelizada”, pero en el siguiente vídeo se puede ver el funcionamiento de este líquido.

4 comentarios el “Cámaras con líquido Joe’s No-Flats: aprobadas

  1. Impresionante!!! Después de muchos años sin coger una bici, ahora me estoy empezando a animar a hacerlo y para ello me estoy empapando de toda la información que pueda, dado que me quiero comprar una (seguramente de segunda mano) para re-iniciarme. He llegado a tu blog si quererlo, me ha interesado muchísimo y he ido ojeando tus entradas. Ésta, particularmente, me ha impresionado mucho y tenía algunas preguntas, que no se si contestarás dado que es algo antigua, pero lo intentaré. Este tipo de líquido se debe montar en cámaras específicas para ello? Me ha parecido entender que sí, así que dónde las podría encontrar a buen precio? Muchas gracias!!!

    • Hola, Miguel!

      Tienes varias opciones a la hora de usar cámaras con líquido:

      1. Por un lado tienes el sistema más fácil, que es comprarlas directamente con el líquido puesto. En este artículo comentamos las cámaras de la marca Joe’s, las cuales ya traen su sellante dentro. Cuestan unos 10 ó 11 euros cada cámara, y las tienes en versión válvula presta o schrader y en 26″ y 29″. También hay cámaras con látex más baratas, aunque el funcionamiento del líquido Joe’s se nota. Claro, con mala suerte, rajas rueda y tienes que comprarte otra a los dos días. Con buena suerte, tienes para un año o dos sin problemas. Depende el gran medida de la calidad y dureza de la cubierta usada y de los caminos que frecuentes.
      http://www.chainreactioncycles.com/es/es/no-flats-joe-s-self-sealing-mtb-inner-tube-2013/rp-prod94763

      2. Puedes comprar una cámara normal, un bote de líquido sellante (los que más me gustan, Joe’s No-Flats y Stan’s NoTubes) y añadir el líquido a la cámara. Esto lo puedes hacer con cámaras de válvula con obús extraíble y usando un bote como el del vídeo, con su cabeza inyectora (o una jeringuilla o similar); este proceso, para mi gusto, es un rollo, pero puede que salga más barato. Para usar este método vale cualquier cámara con obús extraíble (mejor, pregunta a tu tendero, que ese tema no lo controlo).

      Para finalizar, decir que hay muy diferentes tipos de cámaras con sellante: algunos son líquidos; otros son algo más viscosos, como un moco. Las tienes desde unos 4 a unos 11 euros, como el caso de las comentadas. Las que usan látex, son muy líquidas y suelen sellar instantáneamente, pues el sellante se mueve fácilmente al agujero. Eso sí, hay diferencias de funcionamiento según los añadidos al látex que hace cada marca. Las que usan un moco viscoso suelen tardar unos segundos en sellar y en ocasiones no sellan bien. Hay geles, hay SLIME (un moco verde que sella bien pero gusta a pocos por pringoso si se derrama y por su fama de corrosivo con las cubiertas tubeless…). Las opciones son muchas, pero a mí me gusta el látex, siempre y cuando no seas alérgico: sella rápido y se limpia muy fácil con agua (pues es su disolvente natural) si se ha derramado y está líquido, y si se ha secado se puede quitar remojando durante una media hora y limpiando luego (eso sí, procura que no se te vierta y seque en el suelo de casa, que igual te cuesta quitarlo; si esto ocurriese, límpialo al momento que se quita fácil).

      Lo único a tener en cuenta a la hora de usar líquido sellante en las ruedas es ir concienciado de que, si rajas rueda, vas a pringar. Si no es inconveniente este eventual y raro problema, las ventajas son tremendas.

      ¡Ánimo y a darle caña!

      Saludos :) (:

  2. Muchas gracias por la info, a ver si me hago esta semana con una bici y ya después veo que tal, pero me ha gustado mucho la idea y ver el vídeo donde le clava el punzón, es impresionante.

    Hace no mucho salí con la bici de mi hermana (una mountain Decarton para paseos), pinché dos veces y aunque no fue problema cambiar la cámara, sí fue un engorro perder el tiempo en ello.

    Una vez más, gracias y seguiré leyendo tus posts de btt, que son muy entretenidos.

    Saludos!!

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s