3 años con Di2

A lo tonto, han pasado ya tres años de rodaje con el Ultegra Di2, aunque, al combinar carretera con montaña, los kilómetros que llevo con la Orca apenas rozan los 15.000. Esto no ha evitado que haya rodado en un variado rango de condiciones, especialmente bajo lluvia intensa, donde el comportamiento del grupo ha sido siempre de 10.

Uno de estos días venía pensando en aquello de las salidas de cadena, algo que no me ha ocurrido en estos tres años con el Di2 (ni tampoco en montaña desde que uso monoplato), y que es de lo que más se agradece cuando montas, al igual que terminar una ruta en ausencia de pinchazos. La verdad es que el grupo ha cumplido perfectamente, mientras que la batería sigue haciendo al menos 1000 km con tan sólo media carga.

A lo largo de estos años, he sustituido platos, piñones (con sus consiguientes ajustes de desviadores), una maneta y la pata de cambio. Realizar la sustitución y los ajustes pertinentes ha sido de lo más sencillo, lo que es otra de las bondades que aprecio del electrónico.

De modo que, lo dije un día y lo sigo pensando: para un cicloturista que dude entre un Dura Ace mecánico o un Ultegra electrónico, el electrónico marca la diferencia.

SRAM RED eTap AXS

Hace unos días, Orbea nos informaba en un correo de que ya tienen disponible una Orca montada en el nuevo SRAM RED eTap AXS… Sin embargo, no teníamos conocimiento de tal grupo. Por suerte, no hay que investigar mucho para descubrir de qué va el tema.

Ya que nos lo cuentan todo perfectamente en lugares como Ciclismo a fondo, vamos a resumir el tema en lo tangible.

El nuevo RED AXS es un grupo totalmente renovado que se basa en dos pilares fundamentales: casete de 12v y piñón de 10 dientes por fin para carretera. Esto trae consigo muchos cambios respecto a las relaciones tradicionales de carretera. Las nuevas combinaciones de platos serán:

50/37 (“equivaldría” al tradicional 53/39)

48/35 (equivaldría a un 52/36)

46/33 (equivaldría a 50/34).

Como podéis ver, se trata de unos platos más pequeños, lo que reduce el peso y, además, el salto de cadencia entre platos es menor. Observamos que el plato máximo será de 50 dientes, pero lo importante es que un 50×10 equivale a un 55×11 !!!

Por su parte, la combinación posible de piñones será: 10-26, 10-28 y 10-33. Para los cicloturistas, el plato menor 33 con el piñón 33 sería como un 34×34, lo que ofrece un desarrollo suficientemente pequeño para que sea difícil quedarse en un puerto por falta de marcha. Además, como orientación, un 46×10 es incluso más largo que un 50×11.

Sin duda, para los cicloturistas más competitivos, la combinación 48/35 x 10-28 será una opción muy versátil a tener en cuenta.

Se hará raro ver platos tan pequeños en bicis de carretera, aunque esto todavía tardará en verse… por lo menos, hasta que la tecnología AXS llegue a un grupo más económico como el SRAM Force.

Grupos de bicicleta en Bikester.es

Hablar por hablar: una sobre ruedas

Los diferentes tamaños de rueda han traído de cabeza a los montañeros en los últimos años, mientras que, para los ciclistas de carretera, la obsesión por el peso y la reactividad de sus ruedas roza el absurdo. Hoy, y ya que he pasado un poco por todo, comentamos el tema.

MTB

El mundo de la montaña ha evolucionado de unas bicicletas con ruedas de 26″ hacia las 29″. Y el cambio ha costado, mucho escepticismo, y muchas cosas se han contado sobre las diferencias sobre ambas ruedas. Creo que… muchas cosas de las que se cuentan/han contado, están equivocadas. Se dice que:

1. Las ruedas de 29″ son menos reactivas que las de 26″. Creo que este análisis se equivoca a menudo. Evidentemente, hacer que una 29″ dé una vuelta completa, cuesta más que hacer que una 26″ dé una vuelta completa (a igualdad de calidades). Pero nunca se comenta que para que una bicicleta de 29″ avance lo mismo que una de 26″, la rueda de 29″ no ha de girar tanto como la de 26″. Es decir, para que una 29″ avance lo mismo que una vuelta completa de una 26″, la de 29″ no ha de dar una vuelta completa. Y es ahí donde creo que está el gran error. Y esto va ligado con el punto 2.

2. Las ruedas de 29″ van mejor para rodar porque tienen más inercia. Esto había que estudiarlo a fondo, pero creo que la diferencia es insignificante. La cantidad de vueltas que da una rueda de 26″ para ir, por ejemplo a 30 km/h en llano, es bastante superior a las vueltas que ha de dar una rueda de 29″, con lo cual la inercia de ambas ruedas seguramente vaya muy pareja. Mundo Mammoth quiso explicar la diferencia de inercia en este video, pero lo hicieron mal, porque han acelerado ambas ruedas al mismo número de vueltas, lo cual, puestas en ruta, la 29″ la han acelerado a más velocidad que la 26″. Para hacer una prueba de inercia bien hecha, había que poner ambas ruedas a la misma velocidad en km/h y luego ver cual se para realmente antes y cual sigue rodando.

3. Cuesta más frenar una bici con ruedas de 29″. Totalmente falso. Dado que las 29″ giran a menos vueltas que las 26″ para ir a una misma velocidad, detenerlas ha de costar más o menos lo mismo. A esto hay que unir que da un poco igual, ya que las ruedas representan, más o menos, un 1% del total de peso a detener en una pendiente. Cuando has de detener, digamos 75/80 kg de ciclista (con su agua, su mochila, etc.) más los 10/15 kg de su bicicleta, la inercia extra de las ruedas a detener es muy marginal. Esto se une también con el punto 4 y con el punto 1.

4. Las ruedas de 26″ son más reactivas. Cuando el tema es acelerar una bicicleta, la reactividad la marca el peso y la rigidez del conjunto, mientras que el peso de las ruedas vuelve a ser marginal (recordemos 1% del total). Y en todo caso, para alcanzar una misma velocidad, las ruedas de 26″ hemos de hacerlas girar mayor número de veces que unas 29″, con lo que la inercia final a vencer debe ser muy pareja en ambos casos.

5. Las 29″ son más rápidas en montaña y más estables/seguras. Creo que éste es el único punto cierto de todo el tema. Las 29″ son más rápidas en montaña porque, por circunferencia, pasan mucho mejor sobre terreno bacheado, tanto subiendo como llaneando como bajando, y también otorgan estabilidad además de ofrecer mejor frenada, ya que el apoyo con el terreno es mayor. En cuanto a carretera, en terreno totalmente llano, las 29″ no son ni más ni menos rápidas que las 26″: sólo influye el neumático, aerodinámica y el peso/rigidez total del conjunto.

Carretera

A los ciclistas aficionados al ciclismo de carretera… a menudo se les va un poco la olla (y me incluyo jaja). Mi sincera opinión y recomendación: el jinete importa mucho (peso, fuerza bruta), y la montura muy poco, pero a menudo se concentran esfuerzos y dinero en lo contrario. Tomarse en serio el peso y realizar entrenamientos de calidad para mejorar fuerza y resistencia, nos va a conseguir aumentar el ritmo y bajar los tiempos notablemente, mientras que bajar gramos a cualquier parte de la bicicleta sólo nos hará ganar segundos… en el mejor de los casos.

Cubiertas: para el aficionado, es mejor pasar de las súper top que pinchan a menudo y montar unas buenas Continental GP 4 Season, GatorSkin, Michelin Pro 4 Endurance v2, etc., cubiertas que prácticamente garantizan la ausencia de pinchazos incluso en mojado. ¿Cómo ganamos más tiempo, con 2 vátios menos lastre pero con veinte minutos parados a arreglar un pinchazo o sin tener que parar?

Ruedas: la mejor rueda es una que sea fiable, que no se descentre a la mínima, que frene bien y que ruede fina (que no haya ruidos molestos/raros al rodar). No hay por qué invertir más de 200-250 € en unas ruedas, a no ser por gustos biciosos jaja. Un rey de los récords en mi zona monta unas básicas Mavic Aksium (la verdad, me sorprendió cuando lo supe), y está en el top 10 de todos los segmentos de escalada de la zona (claro, el Strava nos dice que mueve +400 vátios). Siento decirlo, pero las cosas como son: por mucho que algunos noten enormes diferencias de rodaje entre unas ruedas y otras, las ruedas representan (en escalada) un lastre de alrededor de un 1% del total del peso de la bici-ciclista. Toda mejora en las ruedas sólo afecta en ese 1%. Es decir: unas maravillosas Campagnolo Shamal Ultra con rodamientos cerámicos que ruedan un 50% mejor que los normales y un peso de 1.400 gr y más rígidas nos darán una ventaja frente a unas ruedas de serie de, tal vez, un 0.5% sobre el total. Quiere decir, que si una cuesta te lleva 30 minutos, habiendo invertido 800-900 eurazos en las ruedas, ahora te llevará unos 25 segundos menos (en el mejor de los casos). Otro tema es que el efecto placebo te haga subir como una moto… pero ese es otro tema. Total, ¿importancia? Mucha en competición, ínfima para un aficionado, o así debería ser.

No sale mejor parado el tema de la aerodinámica. Por ejemplo, Orbea nos dice que su Orca Aero, frente a una escaladora, permite ganar un minuto y medio por hora, siempre que rodemos a velocidades de 50 km/h. Eso contando con toda una bicicleta aero, con lo que si sólo nos centramos en las ruedas y en que es raro que llaneemos a más de 40 km/h, la mejora será, de nuevo, ínfima. Esto quiere decir que invertir en unas ruedas aerodinámicas para nuestra cicloturista es sólo cuestión de estética, si bien lo que está claro es que nos perjudicará siempre con viento cruzado y se nos hará más duro el rodaje ante el terreno bacheado.

Conclusión

Cuanto antes sea uno consciente de que, a partir de cierto punto, toda mejora sobre la bicicleta supone mucho dinero y una mínima mejora palpable, más disfrutará de sus rutas en bicicleta y menos se comerá el coco. En serio, ¿cuántos pensáis o habéis pensado alguna vez cosas como… “yo también iría más rápido si tuviera una bici de carbono en lugar de  una de aluminio o unas Zonda en lugar de unas Vision Team 30”?

Mala información y responsabilidad

YouTube es un lugar ideal para formarse visualmente en la mecánica de la bicicleta, ya que existen buenísimos tutoriales para realizar cualquier tarea de mecánica y mantenimiento.

Sin embargo, a menudo me encuentro con tutoriales muy chapuceros o mal explicados, que sólo te ayudan a dejar las cosas mal; es normal, mucha gente explica las cosas como buenamente puede aunque su formación sea escasa.

No obstante, a un canal que aspira a ser un grande del ciclismo como GCN en Español, y que ya cuenta con miles de suscriptores, no podemos pasarle por alto que explique tan mal cómo se regula una pata Di2 trasera.

¿Qué es lo que explica mal? Pues dos cosas básicas.

Primero, y lo más grave, son los tornillos de los topes superior e inferior del Di2. El sujeto nos explica a regular los topes como si se tratase de un cambio clásico de cable, y con el Di2 no se puede actuar así. Es decir, primero sitúa los márgenes, forzando el desviador “para que la cadena no se salga”, y después realiza el centrado del cambio. En el Di2, primero se centra el cambio y después se colocan los topes superior e inferior, que deben quedar siempre muy aproximados pero SIN LLEGAR A TOCAR los límites de la pata de cambio. En un Di2 bien centrado, la cadena nunca se saldrá hacia afuera, y los topes están sólo como un seguro, pero nunca deben mover la posición original de la pata hacia el interior del casete. “Si escuchas que el motor hace ruido porque está forzado porque el tope está mal colocado suéltalo un poco”, comenta el “experto”. La madre que te…

Lo segundo no es grave, y es la tensión del cambio. Comenta que la tensión es correcta cuando la rulina superior queda a 1 cm ó 1 cm y medio de la corona más grande del casete. Esto no va a romper nada, pero es exagerado y el cambio no funcionará tan fino como debiera. Shimano dice que la distancia debe ser de 5 milímetros, o sea, medio centímetro, entre la rulina superior y la corona más grande, o lo que en la práctica se traduce como “vamos dando tensión hasta que deje de hacer ruido y, una vez no haga ruido, tensamos un pelín más, una vuelta de tornillo más”.

La verdad, el Óscar me cae simpático y el canal va despegando, pero estas cosas hay que cuidarlas más.

Si queréis una buena formación de cómo se regula el Di2 trasero, Daniel Álvarez nos lo cuenta perfectamente, o también Mundo Mammoth, donde también cuentan muy bien como ajustar el delantero.

A Antena 3 Noticias se le fue la olla…

A los de Antena 3 Noticias se le fue la olla… o eso creo yo, que estas cosas siempre son un poco subjetivas.

En la sobremesa de ayer, 21 de enero 2019, a los de A3N se les ocurrió “deleitarnos” con un vídeo en el que un desequilibrado asesinaba a cuchilladas a una embarazada ante la parsimonia de la policía. Y no nos avisaron del desenlace antes de verlo, sólo que “podía herir su sensibilidad”. Hombre, además de ser un horario en el que hay niños viendo la tele, yo creo que es que está fuera de lugar, además de la falta de respeto a la víctima y sus familiares.

Ya puestos a cruzar la línea de emitir asesinatos en directo, ¿qué va a ser lo próximo? Y es que, desgraciadamente, vídeos de asesinatos los hay a patadas, y si no preguntarle a los moderadores de YouTube, por ejemplo, que acaban desquiciados de tanto horror que tienen que ver y retirar del famoso portal de vídeos online.

Nos gustan: SLX M7000 y 105 R7000

Muy buen trabajo ha venido haciendo Shimano con sus grupos SLX y 105, aunque, más concretamente, estamos encantados con los actuales SLX M7000 y 105 R7000.

El SLX M7000 trajo a la montaña un grupo económico con las geniales características del fantástico XT M8000. En concreto, trajo las 11 velocidades y, consigo, la posibilidad de montar un monoplato económico en la que considero la mejor gama para montaña en cuanto a calidad/precio. Aunque, evidentemente, los cambios fueron mucho más amplios que simplemente introducir las 11v en el SLX, y afectó a un completo rediseño de todo el grupo.

Más recientemente, Shimano introdujo el rediseño integral del 105 para convertirlo en un Ultegra R8000 económico, además de aportar extras para convertirlo en un grupo con la eficiencia del R8000 pero todavía más versátil, pudiendo contar con un casete como el 11-34. El R7000 trae el sistema Shadow al 105 (en carretera, más estética que otra cosa), pero lo mejor es que cuenta con una pata corta en la que entra un 11-30 de serie y el recorrido de las manetas es más eficiente y adaptable a manos pequeñas.

SLX M7000 y 105 R7000 son unos grupos geniales, altamente eficientes con un peso apenas superior a sus respectivos M8000 y R8000, pero cuentan con un precio sensiblemente menor, lo que, en concreto, nos afecta en mayor medida a la hora de tener que cambiar consumibles (casetes, platos o algún componente roto).

Sinceramente, a día de hoy, para cualquier ciclista que no compita, para cualquier ciclista que simplemente disfruta a tope cuando monta en bicicleta (independientemente de que sea más o menos competitivo en sí), recomendamos con toda confianza ir a por una bicicleta montada en los actuales SLX o 105, ya que creemos que (gustos aparte) es un poco inútil invertir en los grupos superiores XT o Ultegra a excepción de que queramos optar por un grupo electrónico. Es más, creemos que, con la diferencia de precio, podemos invertir en unas buenas ruedas, como pudieran ser unas Zonda para carretera, donde sí estaremos invirtiendo en un aumento claro de rendimiento y confort.

Grupos para bicicleta en Bikester.es

Probamos: Satislent

Hace apenas un mes nunca había oído hablar de nada parecido a comer en batido. Lo descubrí en el canal del desarrollador Alva Majo y, tras informarme debidamente sobre el tema, pensé que debía probar este tipo de alimentación y ver si podía hacer algo por mí y mi afición al ciclismo. Y es que mis desayunos en día de ruta matutina siempre flojean.

Así pues, recopilé información sobre varias marcas que se dedican a este tipo de “alimentación inteligente” y me decidí a probar con una marca española, de nombre Satislent, la cual, entre otras cosas, estaba bien valorada por ofrecer unos batidos ricos. Realizo el pedido en su web, todo bien, envío rápido, todo correcto.

Primer contacto

Producto en casa, llega la hora de la primera toma. La primera ingesta fue, digamos, traumática. Las cosas como son. La primera toma me supo a rayos. Ni la textura ni el sabor concordaron con nada que me hubiese imaginado, ni tampoco se parecía a nada que hubiese probado antes. Digamos que el resultado es como una papilla espesa de cereales sin endulzar.

Llegados a este punto, he de decir que he pedido tres sabores para realizar una prueba variada, y he pedido tres de los sabores mejor valorados: café (sin cafeína, que también lo hay para desayunar, por ejemplo), vainilla y chocolate. Por ahora he probado los sabores chocolate y café, y aquí viene otro chasco, y es que no podemos esperar un cambio importante en el preparado dependiendo del sabor elegido; el preparado sabe prácticamente igual en ambos casos, a excepción de un ligero toque diferenciador. Ciertamente, y tal y como apuntan muchos comentarios, el sabor a chocolate me parece el mejor, dentro de lo que cabe, pero la diferencia es muy sutil.

Al grano

Independientemente de ese primer “mal trago”, que fue con el sabor “Café”, ciertamente noté pasar la mañana con energía y sin sensación de hambre a la hora o dos horas de haber desayunado, como me suele ocurrir de costumbre. No obstante, ese primer día no hubo ruta ciclista, pues primero quería experimentar qué opinaba mi cuerpo de haberle metido un batido inédito. No hubo ninguna reacción adversa, más que pasar una buena mañana, aunque recordando con algo de rencor esa primera toma. Para la segunda ocasión, abrí el paquete que ponía “Choco”, y, aunque el sabor resultó ser prácticamente calcado al del primer contacto, supongo que, entre que ya sabía lo que me iba a encontrar, y que ese toque diferenciador fue, en definitiva, para mejor (en mi caso), pues digamos que me supo… hasta bien.

El segundo día tomé una ración completa de desayuno (500 ml agua + 4 cacitos) y se me hizo un poco pesada. Realicé una ruta larga de montaña, de 4 horas, y en ese sentido todo bien, pues la llevé con notables energías. Para el tercer día ya le empezaba a coger el gusto al batido, aunque, de nuevo, una ración completa la volví a notar pesada, de modo que empecé a probar diferentes cantidades. Primero probé con tomar media ración (250 ml + 2 cacitos), y fue bien, aunque el hambre aparecía pronto, de modo que al final encontré la medida ideal en 3/4 ración (375 ml + 3 cacitos) más un café con leche tradicional.

Desde entonces, he estado dos semanas desayunando así y saliendo a rodar a continuación y la prueba ha sido positiva. Y, además de usarlo de desayuno, también lo he usado como recuperador post ejercicio y también como cena, ambos con satisfactorio resultado, aunque al final lo he ubicado únicamente en el desayuno.

Es innegable que añadir un extra de vitaminas, minerales, proteínas, etc., a mi dieta habitual, ha sido para bien. Y es ahí donde encuentro el valor para el Satislent. Si eres una persona deportista a la que le cuesta comer variado o, en general, nota carencias en su dieta habitual (no llegamos a la cantidad de calorías diarias que nuestro cuerpo demanda, tenemos carencia de alguna vitamina o mineral, etc.), notaremos como ayudar a nuestra dieta habitual con una o dos raciones de Satislent a lo largo del día será para mejor.

Por último, he probado el sabor “Vainilla”, con agradable resultado. Realmente, podría decir que la relación con Satislent ha sido de repulsión a casi manjar en apenas dos semanas. El sabor chocolate me gusta, el de vainilla me ha encantado, y el sabor café pues… sigue sin gustarme.

¿Hay que conocer la historia para no volver a cometer los mismos errores?

¿Cuántas veces habréis escuchado esa famosa frase: “hay que conocer la historia para no volver a cometer los mismos errores”? Y cuánta gente se la apropia, ¿verdad?

Repelús me da esta cita, ya que parece que nos aboca a cometer todos los errores posibles al menos una vez. ¿No sería mejor, ya que tenemos cierto raciocinio, el ser previsores y pensar en las consecuencias de un acto o un nuevo invento antes de cometerlo o crearlo? Es que parece que, como aún no existía o no se había hecho, nos exonera de toda culpa. Es cierto que puede haber algún caso en el que las consecuencias de un acto sean realmente imprevisibles, pero creo que no es lo común; lo normal es que ya se vea por donde van a ir los tiros de una acción. El clásico “malo será que…”, cuántos disgustos nos lleva dado.

Pero aún es peor cuando algo que ya se ha hecho con un resultado fatal, se vuelve a hacer: “No, que ahora es diferente”; “No, que a mí no me va a pasar, que yo controlo”. Al final, terminas pensando que el ser humano, de listo, tiene poco.

Satislent, ¿ángel o demonio?

Hoy quería hablar de Satislent (marca española, pero extensible a todo este tipo de “comidas”), ya que últimamente estoy viendo como a la gente parece que se le va un poco la olla con sólo nombrar a la marca.

Satislent es un sustitutivo de una comida diaria, pensado especialmente para esos momentos en los que pararse a comer bien es imposible y/o no dispones del tiempo necesario, no estás en casa, etc. En su composición, nada extraño, realmente: avena, proteína de guisante, aceite de oliva virgen, semillas de lino, harina de soja, gofio de maíz, vitaminas y minerales; comida vegana y técnicamente saludable. Todo esto se tritura al punto de polvo y listo para mezclar con medio litro de agua para dar un aporte equilibrado de lo que una comida diaria debería contener, con un supuesto 33% del aporte de todo el alimento diario que una persona media debería consumir.

¿Qué ocurre? Que en todo en el mundo tiene que haber extremistas. Tenemos, de un lado de la balanza, los que ven aquí al mismísimo demonio, como el tipo de producto que quiere terminar con la gastronomía tal y como hoy la conocemos, dejar de socializar, enfermar por alimentarnos de mala manera, etc. Y claro, por el otro lado, tenemos los que han visto aquí, por fin, la forma de terminar con perder tiempo con la comida y con lavar los platos, pasándose a vivir únicamente de este tipo de batidos.

Como siempre con estos temas, creo que la gente se exaspera sin motivos. Ni se trata de terminar con la comida tradicional, ni se trata de vivir únicamente a base de este producto. Yo creo que el tipo de productos como Satislent hay que verlos como una utilidad puntual, de la que podemos sacar algo de provecho. Yo lo veo como el tipo de producto que no está hecho para disfrutar de la comida, sino para estar bien alimentado. Y es que hay mucha gente que, a causa generalmente de los horarios de trabajo o de estudios, come de menos, o come mal (pizzas, hamburguesas, productos precocinados ricos en colesterol…). En esos casos, en vez de pasar hambre, como quien se toma una papilla de bebé, un batido completo puede aportar al cuerpo una correcta nutrición hasta que tenga tiempo para estar en casa y comer normal.

Como deportista, veo más que bien este tipo de productos. 8 de la mañana, toca salir a entrenar 4 horas, o es día de marcha cicloturista, etc. Claro, un par de horas antes del intenso entrenamiento, deberíamos habernos levantado y preparado un desayuno completo, y comerlo, con las ganas que hay a esas horas. Pues oye, antes de comer un desayuno rápido a base de bollitos o cereales sobreazucarados, tomarse un batido insulso pero nutritivo creo que nos viene fenomenal para no quedarnos sin energías a las 2 horas de ruta, y ya al llegar a casa te tomas tu comida habitual con tu familia. Ruta de tarde, llegas a casa que no das para más, absolutamente cansado, y sólo te apetece ir a dormir. Bueno, pues antes de irte para cama sin cenar por cansancio extremo, pues te tomas una “comida” rápida y nutritiva para recuperar durante el sueño lo gastado y te levantas como una rosa.

Caso personal: nuestras salidas matutinas con los compañeros de trabajo. 9:30 a 12:30 de ruta, muchos vienen ya sin desayunar o con sólo un café encima. Luego queda llegar a casa, ducharse y comer en 5 minutos, que aún nos queda la dura jornada laboral de 14 a 22 por delante. Alguno se va al curro sin comer por falta de tiempo, mientras que otros comen atacados lo que haya en casa (que, a menudo, no es lo más aconsejable para deportistas); algunos llegan a la fábrica con la moral por los suelos, dolor de cabeza por falta de alimento, el cuerpo como un trapo, mareos… Pues era mejor haberse tomado un buen batido antes de ducharse, y arreglado el día, ¿no?

Concluyendo

Yo creo que este tipo de preparados no están aquí para terminar con la gastronomía tradicional ni mucho menos; al contrario, creo que tienen cabida como alimentos complementarios para ayudarnos con una correcta nutrición. Y es que hay mucha gente que come de más, pero también mucha que come de menos, y luego aparecen carencias, anemia, etc. Desde luego, si la toma de estos batidos vienen a sustituir comidas *habituales* como hamburguesas diarias o similares, creo que es una buena noticia.

Prueba de material // Monitor BenQ GW2470HL

Hoy analizamos el monitor BenQ GW2470HL, un económico monitor de 24 pulgadas que va muy bien pese a algún pequeño defectillo que contaremos más abajo.

Especificaciones

Como decía, estamos hablando de un monitor de 24″ (23,8″, en realidad), de construcción robusta, en el que se ha montado un panel LCD Full HD del tipo VA. Esto quiere decir que el color es menos fiel a la realidad que un IPS, mientras que la velocidad de refresco es algo mejor que en aquellos (4 ms gris a gris), pero también quiere decir que los ángulos de visión y negros son excelentes en comparación a un panel TN. El brillo es de 250 nits, nada a reseñar, suficiente para interiores.

El tema del color (a no ser que trabajes con algún tipo de edición de imagen y necesites precisión), no es preocupante; al contrario, en este monitor todo luce muy bien, pues han optado por saturar ligeramente los colores, un poco al estilo smartphone, con lo que el resultado es llamativo. Esto, unido a que la profundidad de color es de 8 bit y el contraste estático 3000:1, ofrece una gran experiencia multimedia. Pero lo que yo más destacaría de este monitor es la escasa fuga lumínica de fondo y el excelente ángulo de visión de 178/178. Estos dos atributos unidos nos ofrecen unos negros muy puros y unos colores continuos, sin ningún tipo de degradación apreciable de la parte superior a la inferior de la pantalla.

BenQ incorpora sus tecnologías Flicker Free (que elimina el parpadeo) y Low Blue Ligth Plus (que elimina la supuesta dañina luz azul y la reemplaza por otros azules turquesa). Sea como fuere, como lo he comprado porque me ha surgido un trabajo de programador y necesitaba amplitud y doblar monitor, puedo decir que leer y escribir durante horas con la visualización nítida que ofrece este BenQ es muy agradable.

Un pequeño defecto

Es una lástima que la experiencia global del dispositivo se vea enturbiada por un muy puntual defecto que he encontrado por casualidad (no es fácil conseguirlo), que consiste en que existen algunas imágenes muy específicas con una concreta mezcla de azules que, supongo que debido a un error en el algoritmo o en el hardware de la reducción de luz azul, éste se debe confundir y causa que aparezcan en la imagen uno o varios píxeles que parpadean en un color indebido. Esto se asemeja al típico efecto de un píxel “muerto”, sólo que en este caso todo apunta a un error del subsistema Low Blue Light, ya que, según sea la imagen afectada, aparecen más o menos puntitos fuera de lugar y en diferentes ubicaciones según los azules de la imagen, pero siempre misma cantidad y posición en la misma imagen.

¿Es grave este problema, o muy molesto? Considero que no. De hecho, podía fácilmente devolver el monitor pero me gusta demasiado como para cambiarlo por esto, no obstante, hay que comentarlo. Como digo, buscando a posta el error, es difícil encontrarlo y siempre ocurre en imágenes con mezclas de tonos azules muy concretas, mientras que en la mayoría de imágenes azules no aparece nada raro. Es más, en cualquiera de las imágenes donde me he encontrado con el problema ha sido suficiente con editarlas con el GIMP y modificar ligeramente alguno de los parámetros del RGB para que la imagen quede prácticamente igual pero sin ningún problema de visualización.

De modo que tirón de orejas para los de BenQ por este incidente, que, aunque muy raro y aislado, evita que pueda recomendar abiertamente este estupendo monitor.