iWOPI, o como donar tus kms en forma de dinero

Hoy quisiera hablar de un proyecto que lleva en marcha algo más de un año, de nombre iWOPI. Bajo estas siglas se esconde una organización con una finalidad clara e interesante: convertir los km que registramos con nuestras APPs favoritas cuando hacemos deporte (bici, correr, caminar, nadar…) en dinero u otro tipo de ayuda para causas de carácter variado. ¿Cómo lo consiguen? Pues conectando empresas con las causas activas; las empresas pueden crear su propia causa o apoyar alguna ya creada, y donarán más o menos dinero/material según la gente haya aportado más o menos kilómetros para una causa concreta.

Cada causa abierta tiene unos objetivos de kilómetros por cumplir para recaudar el máximo posible y también tienen un tiempo límite durante el cual se podrán aportar kilómetros. Hasta la fecha, el proyecto ha atendido a 45 causas, de las cuales sólo una permanece activa en estos momentos, las otras ya han finalizado. Ahora mismo, están recabando kilómetros para convertirlos en gafas de sol para personas hipersensibles a las radiaciones UV, a razón de unas gafas cada 2000 km. Si se cumple el reto completo, se otorgarán 12250€ en forma de 350 gafas de niño para los afectados.

Y a nosotros sólo nos cuesta crear una cuenta y conectar nuestro iWOPI a nuestro Strava, Runkeeper, Daily Mile o Mapmy de manera directa (otros programas de GPS también se pueden conectar, pero mediante un servicio intermediario). Una vez vinculados, cada vez que salgamos a hacer deporte (también vale caminar) y guardemos nuestras actividades, podremos cargar los kilómetros recorridos de una manera sencilla en iWOPI, bien desde la web o desde la APP para nuestros móviles, y donarlos a la causa activa del momento, o a nuestra elección, si existen varias activas. Colaborar nunca fue tan fácil.

Detalles aparte, que creo que no son el valor de iWOPI pero que ahí están, pues tenemos un perfil personal y un ranking de usuarios, para “picarnos” a ver quién logra aportar más kilómetros/trabajo/entrenos al proyecto. Cualquier motivación para hacer deporte sea siempre bienvenida. La página no funciona a la perfección, pero aún es joven y está en continuo desarrollo, y, lo más importante, cada vez hay más usuarios, empresas

y ONGs involucradas.

Si hemos realizado algún entrenamiento reciente, desde el primer momento en que tengamos nuestra cuenta en iWOPI, podremos cargar kilómetros y comenzar a donarlos. ¿Te animas?

Stagefright

movil

“En Android no hacen falta antivirus porque no los hay” dicen algunos. Por ahora, ciertamente hay cierta tranquilidad si sólo instalamos aplicaciones desde la tienda oficial y no instalamos compilaciones Android bajadas de sitios extraños. Otro tema, sin embargo, son los agujeros de seguridad, esos de los que absolutamente todos los sistemas operativos padecen, y por eso, habitualmente, al menos los de escritorio, reciben actualizaciones de seguridad periódicas. Sin embargo, en el caso de Android, lejos de cada aplicación por separado, el sistema muchas veces no se actualiza, y, si lo hace, es muy de cuando en cuando. Y ese tema siempre me ha preocupado. ¿Qué pasa con todos los agujeros de seguridad que se van descubriendo y que Google va tapando con cada nueva iteración? Pues que, probablemente, nunca se corrijan en tu dispositivo, o tarde mucho.

Y esa bomba de relojería parece que ha explotado de forma grave en los últimos días, con la llamada vulnerabilidad Stagefright que afecta al 95% de los dispositivos Android actualmente en circulación. ¿De qué va esto? Pues se trata de que, un atacante, mediante el envío de un mensaje MMS, puede corromper la memoria de tu móvil, con lo que, teóricamente, se abre una puerta para obtener acceso remoto a todos tus datos (aunque, que se sepa, todavía no se ha explotado el fallo).

http://www.xatakamovil.com/sistemas-operativos/nueva-vulnerabilidad-en-android-un-video-con-codigo-malicioso-abre-la-puerta-a-los-hackers

http://www.xataka.com/moviles/se-abre-una-nueva-era-para-la-seguridad-en-android-y-todo-gracias-a-stagefright

Con todo el revuelo, Google ha anunciado que sus Nexus pasarán a tener actualizaciones periódicas del sistema operativo, una vez al mes (menos es nada), y Samsung parece que también se suma al carro. Sin embargo, el problema en dispositivos “antiguos” y en otras marcas nunca se resolverá, aunque esperamos que más empresas se unan a esta iniciativa de actualizar más a menudo sus sistemas.

Mientras tanto, Avast Software nos ofrece un paliativo para que, al menos, no nos afecte el agujero de seguridad sin darnos cuenta, y consiste en abrir los ajustes de nuestro programa de SMS y MMS y desactivar la opción de “autorrecuperar MMS”. De este modo, al menos, no nos “hackearían” de forma automática, aunque si abriésemos el supuesto MMS maligno, estaríamos vendidos igualmente. Con lo cual, se recomienda no abrir MMS, aunque sean de conocidos.

Como hemos comentado arriba, el problema viene del envío de un MMS con vídeo. Al abrirse el vídeo, se corrompe la memoria y se abre la puerta al atacante. Por defecto, los programas de mensajería SMS y MMS más comunes cargan los vídeos automáticamente, y así el daño ya está causado. Avast Software nos propone configurar los programas para que, al menos, los MMS no se carguen automáticamente. El problema no se elimina del todo, ya que si tu abres el posible MMS infectado por tu cuenta, el problema lo tienes igual, pero al menos, te evita que todo el proceso ocurra sin que ni siquiera te des cuenta de que te ha llegado un MMS perjudicial.

Hay que aclarar que este problema no afecta con la visualización de los vídeos de otros servicios, como YouTube o WhatsApp, sólo con los de los MMS, y puesto que hoy en día creo que nadie envía vídeos por MMS, bien podéis sospechar si os llega alguno.

Hablar por hablar, una de móviles…

(ACTUALIZADO 4/11/16). Si hay algo que ha evolucionado a pasos agigantados en los últimos quince años, eso ha sido la informática. Inicialmente el PC fue el abanderado de un crecimiento que parecía imparable, aunque parece que ya hace unos años en que los ordenadores llegaron a un punto en el que las prestaciones superaron los límites de potencia que el gran público demanda para las tareas cotidianas, y tengo la sensación de que se ha paralizado un poco su desarrollo y negocio. Y gran parte de ese negocio parece que se ha redirigido al fenómeno smartphone, donde sus innovaciones y bajada de precio empiezan a dejar un poco en ridículo al avance del clásico sobremesa/portátil.

Sigue leyendo

Cierra Google Reader, ¿y ahora, qué?

Google ha avisado a sus usuarios del cierre del servicio a partir del 1 de julio, y no son pocos los blogs y sitios especializados los que se han hecho eco de la noticia y están recomendando diversas alternativas para los que seguimos enganchados al método del RSS como medio óptimo a la hora de seguir diversos sitios de noticias sin volvernos locos.

Así pues, tras la triste noticia, toca migrar nuestras suscripciones a otro lector que sea de nuestro agrado. Yo no tengo problemas cuando se trata de realizar la migración bajo Linux o bajo Windows, con Liferea como perfecto lector en el primer caso y FeedReader en el segundo.

El problema llega cuando busco un lector agradable para Android, pues después de haber examinado unos cuantos (Feedly, Pulse News, entre otros), no he encontrado ninguno sencillo y con lectura clara, con el que me sienta a gusto. Al final, me quedo con Pulse, por ahora, aunque no me encuentro satisfecho del todo.

Tal vez nada importante, pero también pierdo esos pequeños detalles, como la versatilidad de un servicio “en la nube”, que sincronizaba móvil y PC para saber qué cosa había leído ya y cual todavía no. También está esa opción de que, si tenías artículos destacados, se mantenían aunque ya no tuvieras suscripción al sitio del que provenían.

Una pena.

Android 4.0.4 para Sony Ericsson Xperia Neo

Hace ya varios meses que Sony anunció la próxima llegada de Android 4.0 “Ice Cream Sandwich” a su gama de móviles Xperia, comenzando por los más modernos y dejando otros más antiguos, como mi Xperia Neo, para un mes después. Eso debía haber ocurrido por Junio. Así que, me dediqué a esperar a que el móvil me avisase de la oportuna actualización cuando fuese menester, como había ocurrido con anteriores actualizaciones.

Claro que el tiempo fue pasando y el móvil no me avisó de que hubiese ninguna actualización, así que investigué por internet como iba el tema. ¡Vaya, pero si la actualización ya había salido y no tenía notificación!

¿Qué pasó? Que a los de Sony se les ha ocurrido, no sé si por razones técnicas o no, que la actualización a ICS debía realizarse mediante el software oficial para PC. Esto quiere decir que el Xperia Neo no se puede actualizar a Android 4.0 vía OTA (Over The Air), vamos, por sí mismo, como ocurrió anteriormente, sino que se requerirá del programa oficial de Sony, PC Companion, que, además, sólo está disponible para Windows.

Por tanto, la actualización está disponible desde junio, al menos para usuarios de Vodafone, sin embargo el móvil no nos avisará de su disponibilidad. Ahora bien, una vez conectemos nuestro móvil al software PC Companion, enseguida nos avisará de la posibilidad de actualización a Android 4.0.4, y se podrá instalar sin ninguna complicación ni pérdida de datos o configuración. Aquí han elaborado una ligera guía del proceso. De todos modos, yo recomiendo hacer un reformateo e instalación con borrado completo (Ajustes – Copia seguridad y restablecer – Restablecer datos de fábrica), ya que, aunque engorrosa tarea la de tener que reconfigurar todo el sistema (no olvidarse de hacer copia de los contactos del teléfono en un archivo en la SD, por ejemplo), me dio la sensación de que el sistema se estabilizaba y ganaba algo de velocidad.

Ahora bien, no lanzarse a actualizar a lo loco, puesto que el proceso no es oficialmente reversible. Si bien las actualizaciones sobre Gingerbread (2.3.4, 2.3.6…) fueron todas recomendables, la actualización a ICS hay que sopesarla, pues algunos programas no están preparados y no serán compatibles (los menos, pero debes consultar las notas oficiales de los programas que utilizas), mientras que otros pueden no funcionar correctamente, o incluso ir algo más lentos que antes. La página oficial de Sony ya nos pone sobre aviso de que “el rendimiento de tu teléfono puede verse afectado”, dado los mayores requerimientos hardware de Android 4.0.

¿Cuál es mi opinión personal al respecto? Hay que decir que, para empezar, hay que acostumbrarse un poco al nuevo estilo visual y a la reordenación de elementos, especialmente en los ajustes del sistema, aunque no hay ningún cambio drástico. Básicamente, todo está dónde estaba, y el funcionamiento sigue siendo el mismo. Además, como siempre, la personalización de Sony sobre Android no es muy intrusiva con el sistema. Las aplicaciones de Google (Gmail, Reader…) sufren ligeros cambios, especialmente YouTube, aunque los veo positivos. En cuanto a las aplicaciones que manejo día a día, todas funcionan perfectamente y se ven igual que antes, a excepción de los emuladores que estuve probando recientemente, GENPlusDroid y SNESDroid. Concretamente, a los botones virtuales “se les va la olla” a menudo, de manera que un sólo botón realiza dos opciones a la vez (p. ej. saltar y disparar), como si se hubieran presionado dos botones a la vez. Además, en el caso de SNESDroid, se nota un rendimiento ligeramente más bajo, aunque nada grave. Por tanto, si usas estos emuladores de manera habitual, no es aconsejable que actualices tu terminal a ICS, al menos hasta que se pongan al día.

En la parte positiva, he notado que la conexión WiFi funciona mucho mejor, más rápido, bajo el nuevo sistema operativo, y, en general, nos vemos beneficiados de las nuevas posibilidades software y las nuevas características de ICS. Así que, para la mayoría de usuarios, a no ser que se use alguna aplicación incompatible con el nuevo sistema, sí recomendaría la actualización; al menos, yo estoy contento con el nuevo Android, su nuevo look y su rendimiento en mi Xperia Neo.

He aquí unas capturas de pantalla para finalizar.

Se puede personalizar la posición de los programas en el menú.

YouTube muestra un menú como en la web, y la pantalla de la derecha se puede retirar o traer al frente con un desplazamiento lateral.

Nueva vista de YouTube, letras negras sobre fondo claro.

Nueva vista de pantalla de bloqueo por patrón.

Tema por defecto de Sony para ICS.

Nuevo look general de las aplicaciones de Google, en este caso Google Reader.

Convierte tu Android en una Super Nintendo

Anteriormente, hemos hablado en este blog de convertir un sistema Android en una SEGA Mega Drive o Master System. En esta ocasión, vamos a ver cómo podemos convertirlo en una Super Nintendo.

Para conseguir convertir nuestro smartphone o tablet Android en una Super Nintendo, no tenemos más que instalar el emulador gratuito SNESDroid del Google Play y copiar algún ROM de nuestro juego favorito en el directorio SNESDroid/roms de la tarjeta SD.

Al instante de cargar el ROM, se iniciará el juego, perfectamente emulado en gráficos y sonido. Aún así, en las opciones del SNESDroid, y siempre y cuando tengamos un hardware suficientemente potente, conviene cambiar el “frameskip” a 0, para no perdernos detalle y ganar en fluidez de movimientos. Otra opción de interés es subir la calidad de sonido a 44100 Hz. También, según gustos, querremos cambiar el visionado a modo “toda pantalla”, aunque el juego se ve más natural manteniendo el ratio de formato original.

En el apartado INPUT de la configuración, es recomendable usar la opción de “Configure Touch Input”. Mediante esta opción, podremos cambiar los botones virtuales a la posición de pantalla que deseemos, que más cómoda nos sea. También podemos redimensionar estos botones, con una larga pulsación sobre el mismo y arrastrando luego el borde, que se iluminará en verde.

Un poco más abajo, tenemos la opción “Touch Transparency”. Con esto podemos ajustar la transparencia de los botones virtuales (menor porcentaje es mayor transparencia). Con una gran transparencia, no perderemos de vista los botones y, a la vez, no nos molestarán para el transcurso del juego.

Super Mario Bros, Donkey Kong, Yoshi’s Island, Super Star Wars, Mega Man X, Super Metroid, Zelda… Compañeros de viaje no te van a faltar ;)

El día que Samsung “dañó” mis ojos…

Está claro que los líos con el lenguaje y las traducciones siempre han dado problemas. Así, nos podemos esperar de la gente “de la calle” que traduzca erróneamente “Free Software” (referido a licencias libres) por “Software Gratis”, “Billion Dollar” por “Un Billón de Dólares”, “Actually” por “Actualmente”… y también que cometan errores como “desbajón” por “desnivel”, o no saber si se dice croisán, croasán, croisant o cruasán.

Hasta ahí lo podemos considerar todo dentro de lo normal, pero lo que, sin ser un fallo grave, me parece irrisorio, es encender el Galaxy Ace, con el sistema de fábrica, ir a la sección de información de almacenamiento y encontrarme con que se traduzca “1,8 GB free” por “1,8 GB gratis“. Para muestra, la imágen que acompaño:

O sea, que este móvil tiene 1 MB usado pero los restantes 1,8 GB son gratuitos (no se sabe si están libres o no).

A ver, no quiero ser malo, pero un fallo así no lo comete ni el traductor automático de Google:

Convierte tu Android en una SEGA Mega Drive y Master System

La última sorpresa que me he llevado con mi Xperia Neo con Android ha sido su capacidad hardware para emular mis dos consolas más añoradas, cuyos juegos quedan de maravilla en la pequeña pantalla y están muy bien para pasar el rato si nos toca estar en alguna cola de espera o similar.

Para conseguir convertir nuestro smartphone Android en una Mega Drive o Master System, no tenemos más que instalar el emulador gratuito GENPlusDroid del Android Market y copiar algún ROM de nuestro juego favorito en el directorio GENPlusdroid/roms de la sdcard.

Al instante de cargar el ROM, se iniciará el juego, perfectamente emulado en gráficos y sonido. Aún así, en las opciones del GENPlusDroid, conviene cambiar el “frameskip” a 0 para no perdernos detalle y ganar en fluidez de movimientos (a no ser que se ralentice el juego). Otra opción de interés es subir la calidad de sonido a 44100 Hz, que, según dispositivo, se va a notar un gran cambio. También, según gustos, querremos cambiar el visionado a modo “toda pantalla”.

Y nada, con esto ya podemos echarnos unas partiditas al Sonic en cualquier lugar y, tal vez, matar ese antojo incumplido de tener una consola portátil.

Android 2.3.4 llega a Xperia Neo

Ayer recibí notificación de la actualización oficial de Sony Ericsson para el Xperia Neo, que de serie venía con Android 2.3.3. Tras un rato considerable y un montón de reinicios (que llega a dar la sensación de que algo fue mal y que el terminal no es capaz de iniciar con normalidad ya cuando parece que la instalación ha finalizado -debemos ser pacientes con esto-), se produce el primer arranque del nuevo software, que tarda más de la cuenta, pero solo la primera vez.

Una vez pasado el proceso, verificamos que se ha instalado Android 2.3.4 (versión que ya viene de serie en los Xperia Neo V), y que trae consigo algunas novedades y correcciones varias. Visualmente, todo sigue en su sitio y nuestros ajustes personales, así como datos guardados, agenta, etc., se mantienen.

Yo diría que la novedad más interesante de cara al usuario medio es que, en esta versión, se ha incluido Gesture input, una tecnología desarrollada por Sony Ericsson que viene a ser lo mismo que el famoso Swype, aunque, según tengo visto en vídeos de Swype,  Gesture input pudiera ser un poco más ágil. Como no he probado Swype en sí, no puedo concretar. Sea como sea, la tecnología es similar, solo que Swype pertenece a Nuance y tal vez Sony ha pensado que, a la larga, ahorrará dinero en licencias creando su propio “Swype” sin tener que depender de otra empresa.

También hay otras novedades, como poder usar teclado y ratón para controlar la interfaz del móvil, la posibilidad de sacar fotos panorámicas o la posibilidad de tomar un “screenshot” de cualquier pantalla que estemos viendo en nuestro terminal.

Así pues, si no os ha saltado la notificación, cargar pilas (no se os ocurra actualizar con la batería baja), conectar a las 3G o al WiFi (abstenerse internet por GSM), buscar la actualización oficial vía OTA (el aviso ya debería saltar de forma automática), y proceded a su instalación, que vale la pena.

Os dejo este enlace a un vídeo en YouTube con todas las novedades de Android 2.3.4 para la gama Xperia.

Gesture input (Swype): aprobado

No hace mucho tiempo que hablé sobre las que yo considero las bondades del teclado numérico con texto predictivo tradicional para escribir grandes cantidades de texto en un móvil Android frente al qwerty o Swype: velocidad y precisión, al tener que lidiar únicamente con nueve teclas en lugar de con todo el alfabeto.

Lo que dije, no lo retiro: creo que la velocidad de escritura que se puede alcanzar con el texto predictivo en teclado numérico no tiene rival en un móvil (a no ser con reconocimiento de voz). No obstante, la tecnología Swype y similares (Gesture input de Sony Ericsson en mi caso) me está resultando muy atractiva por otro motivo diferente a la velocidad: comodidad.

Y es que, por mucho que conozco bien la situación de las letras en un teclado qwerty, nada me resulta más veloz para escribir que lo dicho, el teclado numérico. Sin embargo, estoy encontrando más confortable la comodidad del teclado tipo Swype a la hora de introducir texto en el móvil que estar “golpeando” repetidamente con el índice la pantalla del aparato. Es cierto, escribo algo más lento cualquier cosa con Swype, pero la agradable sensación de, símplemente, arrastrar el dedo de aquí para allá (y el buen desempeño de Gesture input en el reconocimiento de lo que se quiere decir) son unas buenas bazas que sopesar.

¿Más velocidad o mayor comodidad en la introducción de texto? En mi caso, tengo “el corazón” algo dividido con este tema, y depende un poco del momento y de lo largo que sea lo que tengo pensado escribir, aunque la práctica con este tipo de teclado y el aprendizaje de preferencias de palabras de Gesture input, que acorta las distancias de velocidad con el teclado numérico, hace que “Swype” lleve las de ganar conmigo.