Orbea Rallon: amor a primera vista

Finales de octubre, comenzaba mi baja por rotura de escápula que me tendría apartado de las dos ruedas hasta enero. Fue entonces cuando vi el vídeo de presentación de una bicicleta que no se vería en las tiendas hasta, también, enero: la nueva Orbea Rallon. Y ese vídeo que mostraba las curvas de esa nueva bicicleta harían un flechazo conmigo que… tuvo que acabar como tuvo que acabar: ¡en pareja!

Y así, el pasado viernes me despedía de la bici que me acompañó desde el verano pasado, la Occam S50, y me traje para casa una Rallon X30 modificada con ruedas CrossOne, frenos SLX y tija Reverb Stealth (mola cuando tienes una tienda de bicis que te recompra la que tienes casi al precio original).

Dos días y dos bajadas, con sensaciones muy diferentes. El primer día salí con los ajustes de SAG personalizados que me habían puesto en la tienda. La suspensión se comportó muy dura y fue un poco tortuosa; los frenos estaban demasiado nuevos, ofreciendo un agarre escaso; las ruedas de 27.5 ofrecían una visión diferente del terreno a la que había que acostumbrarse y las Geax Goma una inicial desconfianza frente al excelente agarre lateral de la Mountain King II. Eso sí, las 27.5 subieron excelente por carretera y por pista, llevando mejor ritmo en esta bici más pesada que en la ligera Occam de carbono, pero, en las pendientes de elevado desnivel, parecía que me faltaba un piñón para tirar holgado de la bici cuesta arriba.

Todo cambió el segundo día, con las suspensiones reguladas más blandas, frenos ya asentados y potentes y una rueda de 27.5 ya reconocida, con una Geax Goma ya más calada. Antes de bajar, hay que subir: pese a llevar la amortiguación más blanda (y sin bloquear, en modo descenso), la bici sube muy bien y la suspensión trasera se comporta muy rígida, cediendo muy muy poco al pedaleo, ofreciendo un buen aprovechamiento de la fuerza que ejercemos por pedalada. Es cierto que en las cuestas más empinadas, a ritmo lento de pedaleo, cuesta más mover esta bici que la Occam, pero en el resto de terrenos y cuestas menos pronunciadas, con ritmo de pedaleo, estamos ante una enduro que sube muy bien, y eso que lleva trasera de 2.25 y delantera de 2.4. Pero después de subir toca bajar, y ahí es donde la Rallon muestra su poderío frente a la Occam, comiéndose sin pestañear escalones y saltos, con unas suspensiones que, aunque blandas y absorbentes en sus primeros centímetros, son progresivas y no llegan a hacer tope, y con la tranquilidad que ofrece ir montado sobre un cuadro rígido preparado para el trato extremo del enduro actual. Además, las 27.5 hacen el camino más llano que las 26 pulgadas y parece que se muestran más estables en la bajada.

No tengo experiencia previa con este tipo de bicis, pero creo que Orbea ha hecho un buen trabajo con la R4 al actualizar sus componentes respecto a la R3: rediseño total del cuadro aprovechando el cambio para 650B, guiado interno para la tija Stealth, 160mm en ambos trenes, manillar de 750mm (760 en los modelos superiores), pedalier más bajo, geometría variable (algo de moda aunque no acabo de verle utilidad), mayor distancia entre ejes, suspensiones BOS personalizadas opcionales… Y un aspecto imponente.

Bienvenida sea mi nueva pareja, y que sea por mucho tiempo.


11 comentarios el “Orbea Rallon: amor a primera vista

  1. Hola Dani:

    Tras empaparme asiduamente de tus articulos sobre MTB, he de decirte que me encata tu blog, como aficionado al ciclismo y, que casualidad, como aficionado a la informatica tambien (de hecho me dedico a ello profesionalmete, aunque yo soy mas de Mac… jeje) y como guinda, como aficionado tambien a la mecanica que soy (y tambien me dedique a ello profesionalmente como mecanico de motos)… en fin, que me encanta por como lo haces y por los puntos en comun que tenemos.

    Siendo sincero, pretendo “reengancharme” al mundo del MTB puesto que por motivos profesionales he estado apartado de el durante varios años; en su momento poseia una, para mi, flamante doble suspension BH EXTREME con cuadro de aluminio, que me proporciono innumerables maravillosos momentos, en la montaña por rutas (algunos descensos) y en ciudad por la noche con saltos y derrapadas (y unas cuantas caidas sin graves consecuencias jaja) y de la que me tuve que desprender (una de mis decisiones que mas he lamentado), el caso es que ahora, ya no puedo retener mas el “gusanillo”, es un momento de esos de “ahora o nunca” asi que he decidido lanzarme a la piscina.

    Tengo mas o menos claro lo que quiero y para que lo quiero, pero tambien tengo un par de tremendas dudas que me impiden tomar una decision. Para abreviar te dire que en primer lugar, y tras mirar muchos modelos, hay dos que particularmente me gustan, por como me salen de precio y por lo que ofrecen: ORBEA OCCAM H30 y la SCOTT SPARK 640, ambas me salen mas o menos al mismo precio, unos 1600€, pero, aparte de no ser capaz de decidirme entre una de estas dos bellezas (y se imparcial jaja, que se que eres de OCCAM) tengo dos dudas, la primera, y creo que esta solo puedo respondermela yo mismo segun su uso es: 29″ o 26″ ? y la segunda, aunque la OCCAM parece que me llama mas (y ademas nacional, cosa que para mi le da un punto a favor) la SPARK posee un sistema de bloqueo de suspensiones que, me parece tremendo, pero no se exactamente hasta que punto deberia tomar esto como una diferencia determinante a la hora de tomar una decision. Pretendo hacer mas o menos lo que hacia antaño (sniff…) es decir, salidas por montaña, rutas bacheadas, algun que otro descenso no muy tecnico y sobre todo me gusta todo ello rapido, me encanta ir rapido, de vez en cuando vienen bien unos cuantos derrapes y quizas saltos para desestresar un poco (tampoco locuras que ya no tengo aquellos 24 años, solo 7 u 8 mas jeje), de vez en cuando me pegaba alguna que otra paliza de tragar kilometros (punto para la 29″) ya fuera asfalto o camino. No soy muy alto, estandar diria yo jaja (1,76), asi que el tema de el tamaño de rueda aun me tiene mas desorientado (si midiera 1,90 la opcion mas logica pareceria una 29″, creo yo) se que una de 29″ es mejor para llanear, rutas y subir pero la agilidad de las 26″ tambien me gusta bastante, de hecho es lo que yo tenia, pero en ocasiones, tras llanear unos cuantos kilometros aquello era agotador.

    Siento soltar todo este rollo, parece que me estoy desahogando jaja, pero estoy harto de comparar componenetes, suspensiones, frenos, etc y pense que tal vez tu podrias ayudarme con mis dudas. Muchas gracias de antemano y sigue asi con tu blog, contiene articulos tremendos! ;)

    • Hola Alfredo!

      Trataré de responderte de la manera más inocua posible…

      En primer lugar, a veces es simplemente cuestión de talla: la Spark M talla en 17.5, mientras que la Occam M talla en 18.5… ¿a cuál te acercas más? Hallar la talla justa es fácil:
      http://www.blogbtt.com/calcular-talla-bicicleta/
      Si piensas salir asiduamente, la talla que más se acerque a la tuya te proporcionará mejor confort y salud para tus rodillas.

      No es por meterte más dudas, pero cuando tenemos cierta edad y pensamos las cosas un poco más, buscamos fiabilidad y seguridad, y cuando alguien piensa en saltos de manera asidua, que seguro crecerán por pequeños que sean al principio, uno piensa más bien en una Genius, una Remedy, una Rallon… Entre otras cosas, en cuanto un salto pasa de, digamos 3 escalones de altura, la recepción de los 120 mm es bastante dura, mientras que una suspensión más holgada suaviza la recepción sobremanera. Doy fe. Además, tienes un cuadro casi a prueba de bombas, mucho más fiable que los trail (aunque más pesados, claro, pero la diferencia es sólo de un kilo o dos en la bici completa, horquilla incluida).

      Volvamos al tema. Cuando pienso en darle un trato duro a una bici trail, pienso en una garantía de por vida en el cuadro. La Occam la tiene, la Fuel Ex y otras tantas también; la Spark no sé como va, habría que investigarlo. (Un buen tendero tiene mucho que ver con la gestión de una garantía).

      ¿26 ó 29? La verdad, ahora que me he pasado a las 27.5, estoy encantado con esta rueda, pero si tuviese que elegir una de las dos anteriores para el escenario que describes, para mí las 26. Se disfrutan más en los descensos revirados, la rueda es más rígida para los saltos, y en cuanto a rodar… en una ruta larga llegamos todos más o menos igual de cansados, tanto los que llevábamos 26 como los que llevaban 29. Las 29 exigen mejor forma física cuando las cuestas son más pronunciadas y la cadencia de pedaleo se vuelve más lenta. Para carretera y mucha pista, metería 29, pero para hacer “toda montaña”, yo me quedo con las 26.

      Bloqueos remotos, sean integrales o sólo horquilla, para mí, subjetivamente, un trasto inútil (tal vez en competición…). Tenemos en Fox el CTD, tres simples posiciones (Descenso, Trail, Subida) que se cambian “a mano” en un abrir y cerrar de ojos, y, aún así, no uso nunca. Con las plataformas de pedaleo actuales puedes llevar las suspensiones siempre en modo abierto de todo y pedalear de maravilla, prácticamente sin rebote, sólo el justo para ir dibujando el terreno y que no lo coma la espalda, y siempre preparadas para cualquier bache mayor. Sinceramente, son unos cables y un engorro que me sobra. Y luego está lo típico de que comienzas el descenso y te das cuenta con el primer gran bache o escalón que se te ha olvidado abrir las suspensiones, y no siempre te pilla en buen momento. Así le pasaba siempre a un colega obcecado en el bloqueo para subir, hasta que aprendió!! Sentado, el bloqueo ni se nota, cuando más se nota es cuando pedaleas de pie por terreno regular (pista, carretera), pero eso… ¿cuántas veces ocurre y cuántas necesitas imperiosamente avanzar lo máximo posible por pedalada?

      No lo has preguntado, pero, dentro de los extras que no suelen venir de serie, yo no podría vivir ya en la montaña sin:
      – ruedas con antipinchazos basado en látex, y reforzadas (tranquilidad ruedes por el terreno que ruedes)
      – manillar de 725 mm y potencia más corta (alta estabilidad y control en terreno roto y saltos, y control de la rueda delantera en las subidas en terreno roto)
      – pata de cambio trasero Shimano con bloqueo (olvídate de que se te salga la cadena, sin necesidad de guiacadenas)
      – tija Reverb (uno de los añadidos más caros pero que más se disfrutan; a veces aparecen gangas…)
      – deseable doble plato 24 – 36 con “bashguard” (el plato grande de 44 ó 42 sobra en una bici de montaña a no ser que quieras volar carretera abajo, en cambio ganas algo de distancia entre platos y suelo, con lo que pasas mejor, sin rascar, escalones mayores).

      En fin, esperando haberte ayudado en algo, saludos :) (:

  2. Wow! desde luego que me sirves de ayuda y muchas gracias por contestar tan rapido, de hecho has despejado algunas dudas que tenia (y creado otras)

    En primer lugar, mi talla: M, y Scott es la que mas se acerca, de hecho ayer mismo encontre una SPARK 750 mas o menos al mismo precio que las otras, era talla M y 27,5″… me iba como un guante en cuanto a tamaño, asi que tal vez me decante mas por esta opcion, ahora bien, Genius? desde luego que me lo habia planteado, de hecho la diferencia de precio no es demasiado y si dices que merece la pena tal vez deberia olvidarme de la Spark para centrarme en esta opcion (tambien habia pensado en el tema de las suspensiones, que me comentas)

    Tuve ocasion tambien de comprobar el famoso Twinlock, y aunque es cierto que me sorprendio lo que se nota y comparto tu opinion sobre cables engorrosos creo que tal vez deberia asumir que estas Scott lo llevan, supongo que con llevarlo siempre abierto prevengo posibles desagradables sorpresas

    Tambien sopese la opcion de la Rallon, que me parece impresionante por cierto, pero descarto esta opcion porque se escapa a mi presupuesto.

    Respecto a 26″ o 29″ la verdad es que despues de escribirte y releer lo que puse me dije a mi mismo “tio, 26 o en todo caso 27,5”, asi que una Genius con 27,5 o la citada Spark 750 con 27,5 me parecen muy buenas opciones, no miro otras marcas porque por cuestiones de contactos es justo en Orbea o en Scott donde podria ahorrarme entre 300 y 400 jugosos €, lo cual, aunque condicione un poco mi eleccion, lo prefiero, asi puedo invertir algo en algun componente adicional

    Asi pues, mi pregunta es: merece la pena la diferencia de precio entre una Spark y una Genius, suponiendo que me decante por Scott y teniendo en cuenta que, efectivamente, Orbea tiene garantia de por vida y Scott (lo he mirado) garantiza el cuadro 5 años y las suspensiones 2?

    Es decir, despues de leerte estoy casi decidido por la Genius (la diferencia con la Spark 750 que encontre me supone menos de 200 € mas) y como te digo, aunque la Rallon me encanta, se escapa de mi presupuesto, descarto la Occam por que entiendo que la Genius es superior…

    Respecto a los extras que mencionas, gracias, es algo que no habia pensado la verdad, tengo tanto nervio por empezar a pedalear de nuevo y estoy tan pendiente de no equivocarme con mi eleccion que no habia pensado en esas cosas.

    Muchas gracias de nuevo, te comentare progresos (o si cambio de opinion con respecto a la Rallon jeje)

    • Siendo menos de 200 euros la diferencia entre una y otra, la decisión está claro en que no va a estar en el precio. Entonces, el tema es sencillo:
      – primar subidas y rutas muy largas -> Spark
      – primar bajadas, velocidad, terreno roto/muy bacheado, trato duro -> Genius
      El vídeo oficial de Scott sobre ambas bicicletas puede que te aclare dudas:

      Y es que Scott marca la Spark como su bicicleta de doble suspensión de competición XC mientras que marca la Genius como su bicicleta trail para disfrutar de la montaña (no confundir con la Genius LT, la enduro de Scott).

      Twinloc – ya que lo lleva, úsalo. Es decir, por tema de suspensiones, las de hoy en día no se van a romper ni estropear si te las olvidas cerradas y pillas un bache gordo, lo único malo es que te desestabilices y caigas. Ahora bien, yo las llevaría en modo intermedio (trail) para subir y llanear y en modo descenso siempre para bajar, pasando del modo climb o dándole uso sólo en carretera. Por otro lado, si llegado el caso ves que no le das uso al Twinloc y los cables te sobran, se pueden quitar.

      ¿Merece la pena la diferencia de precio entre una Genius y una Spark? Pues… depende de si le vas a sacar rendimiento a lo que la Genius ofrece, aunque por menos de 200 euros, yo diría que sí la merece. Tienes unas suspensiones de 150 mm, cuadro más rígido, manillar más ancho, freno trasero de 180, ruedas más polivalentes… Y de peso, muy muy similares: 12.70 kg la Spark 750 del 2014 vs 13 kg la Genius 740.

      Elijas cual elijas, no descuides el mantenimiento de la Fox y… a darle caña!

      PD. Llevo casi un mes con la Rallon, y cuando cambié sabía perfectamente qué era lo que buscaba cuesta abajo aunque tuviera que sacrificar algo subiendo; lo que moló es lo bien que se defiende también cuesta arriba. En dos semanas dejé de notar diferencia alguna subiendo: ni voy más lento ni llego más cansado. Al contrario, en realidad, con las 650b tengo la sensación de que en zonas con poca pendiente y en carreteras en general recorro más en menos tiempo y me canso menos que antes. Supongo que con la Genius ocurre igual, o incluso mejor, ya que, en mi caso, entre la Occam de carbono y la Rallon existía más diferencia de peso que entre la Spark y la Genius. Lo único a tener en cuenta es que, si vuelves al MTB después de mucho tiempo, las 27.5 te va a costar un poco moverlas al principio montaña arriba, hasta que recuperes forma física, pero esa sensación se pasará pronto en cuanto comiences a salir de forma habitual ;)

      Saludos :) (:

  3. En serio que es estupendo, muchas gracias por todos tus consejos, me siento orgulloso de poder decir que… ¡¡ya tengo encargada mi Genius!!

    Aun tardaran unos dias en tenerla, pero ahi esta, en camino, tengo unas ganas locas de empezar con ella; por cierto, tengo claro que pedales automaticos, pero estoy indeciso entre unos XT M785 (por aquello de tener algo de plataforma) o unos Cranck Brothers Mallent, se que no voy a ir siempre con las zapatillas, puesto que soy de los de ir hasta a por el pan montado en la bici, que opinas? me gustan mas los XT pero los Crank no pintan nada mal tampoco

    PD. Tengo asumido que me va a costar volver a coger forma fisica despues de tanto tiempo jeje, pero eso es parte del encanto, no obstante me tranquilizan tus comentarios sobre lo bien que funcionan las 650b.

    Gracias de nuevo. Saludos ;)

    • Alfredo, en realidad, no te recomiendo ninguno de los dos.

      Los Mallet no los conozco, pero la gente comenta por los foros que fallan bastante cuando se le da trato duro y que el anclaje al zapato se suelta demasiado fácil.

      En cuanto a los M785, la semi plataforma queda a un nivel más bajo que el enganche central al zapato, con lo cual, con zapatos normales, vas a notar un bulto duro en medio. Necesitas una plataforma más alta, yo te diría los PD-M424 (con plataforma de plástico, los tuve y aguantan trote) o los PD-M545 (iguales, pero con plataforma metálica).

      http://www.chainreactioncycles.com/es/es/pedales-de-bicicleta-de-montana-automaticos-shimano-m545-spd/rp-prod771

      ¿Que pasa? Que el diseño central va un poco peor en barro ya que no tiene evacuación como los famosos M520 o los 785.

      También tienes opción mixta, como los A530, que cuentan con un lado de clip y uno de plataforma, sólo que, claro, tienes que andar viendo en qué posición cominezas a pedalear cada vez que sacas el pie.

      http://www.chainreactioncycles.com/es/es/pedales-de-carretera-shimano-a530/rp-prod28050

      Saludos y que la disfrutes (pero con cabeza eh!! ;) jajaja ).

  4. Buenas tardes Dani, aunque está un poco olvidado el tema, como propietario de una rallón como la tuya, estoy pensando, como una segunda máquina, comprarme una occam tr m30 y, leyéndote no me queda muy claro, que teniendo la rallón merezca la pena ese desembolso económico de 3500 euros. Me gustaría que me dieras tu opinión, saludos.

    • Raúl, yo tuve la Rallon un año, durante el cual disfruté enormemente de las trialeras y los saltos. Sin embargo, me quemaba mucho las fuerzas cuando me enfrentaba a rutas largas, de +4 horas y con muchas pendientes por medio, además de que en carretera el desarrollo se acababa enseguida. Así que me pasé a una más rodadora Trance 2, en 140 mm, lo que sería equivalente a una de las nuevas Occam AM, que rueda bien y baja bien.

      Dicho esto, nos vamos a tu caso. Una Rallon o cualquier bici de enduro es lo mejor para bajar si antes hay que subir, mientras que la TR M30 es una bicicleta estupenda para maratones y rutas largas en general. Hay diferencia. El punto aquí es que suponemos que haces ambos tipos de rutas, unos días largas y otros a disfrutar de las bajadas al 100%. Una persona, digamos normal, para unir ambos mundos, se pilla una bici multiusos entre 130 y 150 mm, ligera y buena rodadora y escaladora a la par que competente bajando. Un apasionado de la bicicleta que se lo pueda permitir y que exija lo mejor para bajar cuando va a bajar y lo mejor para rodar cuando va a rodar, sería el caso que nos ocupa, y tendría lo que mejor va para ambos casos.

      La Occam es una bici cara, que como segunda bici tendrás que valorar si te compensa. Tendrías que ser una persona que rueda mucho y que a menudo tire de las dos. Es decir, si tus rutas habituales son ir a los descensos y una vez al mes ruedas una larga (4 ó 5 horas), no te compensaría, a no ser que sea realmente rutas largas de +6 horas, donde la Rallon acabaría contigo. Si durante la semana haces bajada y en el finde le mandas la larga, o vice versa, comenzaría a compensarte. Si vas siempre a los descensos y ruedas largas de cuando en cuando pero ves que te quema mucho, tal vez más te compensaba cambiarte a una bicicleta más versátil como la Occam AM. Depende de lo fuerte que te mole bajar para sopesar dejar la 100% enduro de lado.

      Valora… Saludos :)

  5. Muchas gracias por contestar tan rápido Dani, la primera parte de tu contestación la suscribo al 100 por 100, la rallón en rutas largas hace que llegues mucho más cansado, sobre todo cuando tienes 57 años, como es mi caso. Habitualmente cuando hago rutas de toda la mañana, sino hay grandes trialeras, me llevo mi trek superfly que tengo con tija para bajar mejor, y precisamente aquí es cuando entraría la occam tr para sustituir a la trek que es del 2012. Por último, respecto a la occam am, que también he estado barajando, me echa para atrás que no sea 29er, ya que, a diferencia de ti, soy un enamorado de las niner y, pretendo continuar con al menos una en mi arsenal deportivo. Espero tu respuesta, muchas gracias por todo, saludos.

    • La TR es buena sustituta de la Superfly, tanto en comodidad como en versatilidad, incluso yo me la plantearía como única bici a día de hoy. El caso es si notas que te merece la pena el cambio. Si notas que la Trek te es incómoda y que peca mucho en las bajadas, la TR te solucionará el problema. Para mí sería un buen cambio, incluso para una TR de aluminio.

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s