Calas Shimano y lo que deberías saber de ellas

ciclismo

Los sistemas de anclaje al pedal de Shimano son los más extendidos en el mundillo y casi casi un estándar, compatibles con zapatos de todas las marcas. A la hora de elegir un zapato, sabemos que tenemos una amplia variedad a nuestra disposición; también a la hora de elegir un pedal, sabemos que tenemos una diversidad enorme a nuestra disposición.

Sin embargo, la pregunta habitual del vendedor (o la solicitud del comprador) es: ¿qué le ponemos, calas Shimano?

Resulta que tenemos, como norma general, dos opciones de calas, cosa que pocos saben. Para montaña tenemos las SH51 (negras) y SH56 (plateadas), que ilustramos con la siguiente imagen de Shimano.

Las SH56 son las calas que deberían usar los principiantes y las preferidas por la mayoría de montañeros casuales, pues tienen un diseño en rampa en la zona del anclaje que permite liberar el pie no sólo girándolo lateralmente, sino también con un fuerte tirón ascendente. Esto evita, habitualmente, caer con los pies anclados a los pedales, y también permiten sacar el pie del pedal a los principiantes que se ponen nerviosos y tiran para donde pueden…

Luego tenemos las SH51, una opción que suele ser interesante para usuarios avanzados, con gran dominio y confianza en el sistema SPD. Estas calas proporcionan un anclaje más robusto a los pedales y evitan que éste se vaya a soltar al pasar por una zona muy bacheada o escalonada, pues sólo se pueden desenganchar girando el pie lateralmente.

También en carretera tenemos dos tipos principales de calas Shimano, las SH10 (rojas) y SH11 (amarillas). Aquí el tema no está tanto en la facilidad de soltar unas u otras de los pedales, sino que las SH10 son unas calas que fijan el pie en una única posición al pedal, con lo que deberemos alinear muy bien las calas en el zapato acorde a nuestra posición natural de pedaleo. Se supone que otorgan la máxima transferencia de potencia al pedal. En cambio, las SH11 permiten un margen total de 6º de rotación de la cala dentro del pedal, con lo cual es la opción más común para el aficionado al ciclismo de carretera, ya que es más fácil encontrar la postura natural del pie con un reglaje menor de la cala, lo que a la larga influye en la salud de nuestras rodillas.

Anuncios

3 comentarios el “Calas Shimano y lo que deberías saber de ellas

  1. Hola Dani !
    Queria preguntarte sobre calas y pedales. La verdad es que he acabado harto de caidas tontas con los pedales automaticos, ya que la ultima, aun siendo tonta una vez mas, me genero un percance de PM. De hecho tire a la basura unos crank brothers. Tanto es asi que en mis ultimas salidas por la montaña use calapies en pedal plano (aun los tenia guardados de hace 2 años) y aun perdiendo eficiencia mi relax mental ha sido una maravilla. Realmente incluso he subido mucho mejor las tipicas pendientes de un 20%.
    Quiero dar la ultima oportunidad a los automaticos, y sera ya la ultima aunque se parta de risa todo mi grupo de amigos con mis cala pies; y queria preguntarte si hay un pedal/cala milagro para torpes. He oido hablar de los Click’r de shimano y de las calas sh56 (aunque de estas tambien he visto a compañeros darse unas como panes….).
    En fin te agradezco como siempre cualquier sugerencia.
    Un saludo.
    David

    • Hola David. La verdad es que nunca he conocido a nadie que tras una primera caída/toma de contacto con los automáticos, haya querido abandonarlos, aunque sí que he conocido gente que ha montado unos automáticos de clase B para iniciarse y su experiencia ha sido muy mala. Los Click’r son unos pedales más bien destinados a bicicletas digamos de paseo, de modo que puedas usar unos zapatos normales y montar con ellos sin problemas, o bien con los específicos de calas pero con un anclaje pobre. Digo de paseo porque son unos pedales muy planos, con poco agarre para las zapatillas cuando te vas a la montaña, y, además, su pobre anclaje, seguro dará más sustos que ventajas en la montaña. Este anclaje es ideal para pistas sin dificultades y carretera, pues te sitúa el pie en la posición correcta de pedaleo a la vez que es un sistema fácil de soltar, pero en la montaña más técnica vas vendido.

      Yo diría que los pedales más adecuados para iniciarse en la montaña con los automáticos son los Shimano M424 con las calas originales SH56 (incido en “originales”, porque un compi colocó unas “compatibles” y era incapaz de soltar el pie con facilidad). Así, tenemos un pedal de calidad pero económico, con un buen soporte y agarre para cuando aún no tienes el pie bien calado, y una cala que es fácil de desacoplar con un tirón en situación crítica (iniciando siempre con la tensión de los muelles del pedal al mínimo de resistencia). Ésta es mi única recomendación para cogerle gustillo a los automáticos en la montaña. Y si ni así te va bien, entonces igual no son para ti los automáticos. En cuanto a la mayoría, cuando nos acostumbramos a los automáticos, es al revés; buscamos un acople más contundente. Entonces nos pasamos a las calas SH51 y los súper ventas M520 ó M530. Esto lo hacemos por dos razones: una, porque las calas SH56 a veces pueden salirse del sitio en una zona muy bacheada, y los que usamos los automáticos no tememos no poder sacar el pie en situación de riesgo, sino que, al contrario, nos da pánico que el pie se nos pueda salir sin querer en los lugares más complicados. La segunda razón es porque los pedales M424 no van tan bien como los otros dos modelos en situaciones de barro.

      Y nada más, prueba y compara, y quédate con el que vaya contigo.

      Saludos :)

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s