Calas Shimano y lo que deberías saber de ellas

ciclismo

Los sistemas de anclaje al pedal de Shimano son los más extendidos en el mundillo y casi casi un estándar, compatibles con zapatos de todas las marcas. A la hora de elegir un zapato, sabemos que tenemos una amplia variedad a nuestra disposición; también a la hora de elegir un pedal, sabemos que tenemos una diversidad enorme a nuestra disposición.

Sin embargo, la pregunta habitual del vendedor (o la solicitud del comprador) es: ¿qué le ponemos, calas Shimano?

Resulta que tenemos, como norma general, dos opciones de calas, cosa que pocos saben. Para montaña tenemos las SH51 (negras) y SH56 (plateadas), que ilustramos con la siguiente imagen de Shimano.

Las SH56 son las calas que deberían usar los principiantes y las preferidas por la mayoría de montañeros casuales, pues tienen un diseño en rampa en la zona del anclaje que permite liberar el pie no sólo girándolo lateralmente, sino también con un fuerte tirón ascendente. Esto evita, habitualmente, caer con los pies anclados a los pedales, y también permiten sacar el pie del pedal a los principiantes que se ponen nerviosos y tiran para donde pueden…

Luego tenemos las SH51, una opción que suele ser interesante para usuarios avanzados, con gran dominio y confianza en el sistema SPD. Estas calas proporcionan un anclaje más robusto a los pedales y evitan que éste se vaya a soltar al pasar por una zona muy bacheada o escalonada, pues sólo se pueden desenganchar girando el pie lateralmente.

También en carretera tenemos dos tipos principales de calas Shimano, las SH10 (rojas) y SH11 (amarillas). Aquí el tema no está tanto en la facilidad de soltar unas u otras de los pedales, sino que las SH10 son unas calas que fijan el pie en una única posición al pedal, con lo que deberemos alinear muy bien las calas en el zapato acorde a nuestra posición natural de pedaleo. Se supone que otorgan la máxima transferencia de potencia al pedal. En cambio, las SH11 permiten un margen total de 6º de rotación de la cala dentro del pedal, con lo cual es la opción más común para el aficionado al ciclismo de carretera, ya que es más fácil encontrar la postura natural del pie con un reglaje menor de la cala, lo que a la larga influye en la salud de nuestras rodillas.

Escribe tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s